Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 11 de agosto de 2015

She Devil review


Título original: Rak rao khayao kwan

Año: 2014

Duración: 100 min.

País: Tailandia

Director: Pisut Praesangeam

Guión: Pisut Praesangeam

Música: Bruno Brugnano

Reparto: Harin Thamsujarus, Punyanut Jirarojthanakasem, Fundee Junyathanakorn


Fantasmas y humor al estilo tailandés.

Después de ver unas cuantas películas de género provenientes de Tailandia, puedo afirmar que tienen gustos peculiares por el terror, posiblemente una mezcla de humor y terror que sólo se dé en Tailandia, al menos mezclando ambos géneros de forma tan abrupta, convirtiendo este subgénero en algo no apto para todos los públicos. Posiblemente si intentas ver una comedia de terror tailandesa o te encante o la acabes odiando. Personalmente creo que hay grandes títulos dentro de este estilo, la que nos ocupa tiene momentos interesantes pero no acaba de despegar ni por un lado ni por el otro.

Woen lleva años persiguiendo el amor de Ploy, tras muchos esfuerzos por parte del joven, la pareja acaba uniéndose en matrimonio. En la noche de bodas Woen descubrirá un terrible secreto, pues Ploy parece ser que está marcada por una maldición. Woen hará todo lo que está en su mano para salvar a su amada, de esta terrible maldición.

El director tailandés, Pisut Praesangaem, vuelve a tocar el género del terror, con el cual no trabajaba con él desde su exitosa Bangkok Haunted, la cual codirigió con el 50% de los Pang Brothers, Oxide Pang. Esta vez decide mezclar terror con uno de los géneros con el cual más prolifero ha sido en su carrera, el humor. Creo que para juntar estas dos temáticas tan dispares tienes que tener las cosas muy claras, cosa que Praesangaem no tiene, o al menos eso demuestra con She Devil.

A nivel visual funciona bien, en algunos sustos, aunque acaban por tornarse repetitivos y bastante previsibles cuando llevas cuatro o cinco escenas parecidas. En cuanto al humor, lo peor que le podía pasar a She Devil, es que exista Pee Mak, otra cinta del genero donde el humor absurdo funciona muchísimo mejor que en la cinta que nos ocupa, al ser similares los argumentos, las comparaciones son odiosas pero obvias.

En cuanto a sus actuaciones, tenemos a los dos protagonistas que llevan todo el peso argumental de esta cinta, Harin Suthamjatas, el cual realmente es cantante, no actor y eso lo sufrimos los espectadores, que lo vemos sobreactuar a lo largo de todo el metraje de manera esperpéntica. Por contrapartida tenemos a Panyanut Jirarottanakasem, la cual da bastante mal rollo en algunas de las escenas cuando esta poseída y que en general no desentona tanto como su compañero de reparto.

She Devil, en su parte de terror funciona si más no bastante bien, algún susto decente y típica historia de chica poseída por espíritu maligno. Por otra parte su vertiente de humor, es algo histriónica, cosa normal en el cine tailandés, pero hay humor histriónico de calidad, como dije antes el claro ejemplo de esto es la gran Pee Mak. Entretenida, sin más pero dentro de este género hay mejores opciones a las que aferrarse.

Firma: Omar Parra.