Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 17 de agosto de 2015

Dark Was the Night review


Título original: Dark Was the Night

Año: 2014

Duración: 90 min.

País: Estados Unidos

Director: Jack Heller

Guión: Tyler Hisel

Música: Darren Morze

Fotografía: Ryan Samul

Reparto: Kevin Durand, Lukas Haas, Bianca Kajlich, Sabina Gadecki, Minerva Scelza, Billy Paterson, Ethan Khusidman, Joe Pallister


Gran protagonista para una correcta monster movie.

En mi gusto personal aborrezco un poco las subtramas que se enfocan en los demonios del protagonista, principalmente porque lo veo un mero relleno al metraje, que aporta poco a la historia principal, y a que, por lo general, están planteados con ñoñería y humanizando a personajes que, probablemente, no lo necesiten. Pero cuando una trama secundaria está condenadamente bien hecha ensalza una película normalita a un nivel muy superior. Es el caso de Dark Was the Night.

Meses después de la muerte de uno de sus hijos en un accidente doméstico, Paul Shields, el sheriff de un pequeño pueblo, deberá lidiar con unas extrañas pisadas que aparecen una mañana por todas partes y que se pierden en el bosque.

Empezando por lo malo, la criatura, es hablando en plata, absurda y cutre. Todo lo bueno que se intuye que es mientras no sale se difumina en cuanto aparece en pantalla. El bajo presupuesto se nota mucho y hace que se te levante la ceja al verlo aparecer. En cambio toda su preparación, todo el clima que se construye alrededor del misterio de su existencia está llevado con pausada elegancia, se toma todo el tiempo del mundo en reiterar lo agresiva y extraña que es la criatura (más de tres cuartas partes de película), sumada a la trama secundaria hace que todo la película tenga un ritmo lento que le queda muy bien.

Protagoniza Kevin Durand (Lost, Acero Puro) como el sheriff Paul, se lleva todo los galones con su personaje, interpreta a un hombre completamente roto por la culpa en la muerte de su hijo, pero debe parecer fuerte para cuidar de su otro hijo y proteger al resto del pueblo. Me pareció que su trama se come a la principal con mucho menos esfuerzo y algo tiene que ver el actor. Lo que parecía un mero secundario al principio es el fiel ayudante del sheriff Donny Saunders, interpretado por Lukas Haas (Mars attacks!, Origen), se yergue como un personaje mucho más profundo, con sus motivaciones, pasado e importancia.

Dirige su segunda película Jack Heller, que tiene más de productor que de director. Se mueve muy bien reflejando personajes pintorescos y carismáticos, y sale bien parado en las (pocas) escenas de acción, excepto en el antes mencionado pobre diseño de la criatura. También se lleva crédito el guionista Tyler Hisel, que si bien se ventila la explicación del monstruo en cuatro frases llenas de suposiciones y simbolismos ahonda mucho más en la figura del personaje del sheriff Paul y su familia, siendo de largo, lo más interesante de la película.

Correcta película para ver con calma y sin prisas, pues en este caso es mucho más divertido el desarrollo de la trama y de los personajes que no las explicaciones y desenlace, que dicho sea de paso, es de esos que te quedas con cara de tonto.

Firma: Oriol Hernández.