Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 22 de febrero de 2016

Turbo Kid review


Título original: Turbo Kid

Año: 2015

Duración: 95 min.

País: Canadá

Director: François Simard, Anouk Whissell, Yoann-Karl Whissell

Guión: François Simard, Anouk Whissell, Yoann-Karl Whissell

Música: Jean-Philippe Bernier, Jean-Nicolas Leupi, Le Matos

Fotografía: Jean-Philippe Bernier

Reparto: Munro Chambers, Laurence Leboeuf, Michael Ironside, Edwin Wright, Aaron Jeffery, Romano Orzari,


El más sangriento viaje a los años 80!

¡Atención! Esta Película puede producir altas dosis de nostalgia a todos aquellos enamorados de los 70 y 80. Si te encuentras entre sus filas prepárate a vivir uno de los mayores placeres visuales creados hasta la fecha. Pues sintetizadores a todo trapo, malos sacados de cómic, héroes carismáticos, muchos guiños a películas de esas maravillosas décadas y mucho más es lo que nos espera en Turbo Kid. Creado como si de un pequeño Frankenstein se tratase, pues durante todo el metraje haremos un recorrido por varios géneros, como aventuras, sci-fi, acción, gore, e incluso romance, pues su hora y media de duración da para esto y muchas sorpresas más.

Nos situamos en un futuro post-apocalíptico, el agua es un bien muy preciado y en todo el mundo solo hay una ley, la del más fuerte. The Kid es un joven que se ha criado solo en un mundo duro y cruel, gracias sobretodo a la ayuda de comic retro y otros objetos de tiempos pasados que se han convertido en su particular obsesión. Con ayuda de compañeros que irá encontrando a lo largo de su camino deberá luchar contra Zeus y su grupo de salvajes que se han autoproclamado los jefes de todo el territorio.

François Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell son los encargados de escribir y dirigir esta joya tan bizarra como entrañable. Este proyecto nace un tiempo atrás con T is for Turbo, cortometraje presentado para la antología de terror The ABCs of Death. Debido a la gran acogida por parte del público, este trío de directores se pusieron manos a la obra para expandir este caótico universo, así nace Turbo Kid.

Entre el reparto destacar a sus dos protagonistas, tanto Munro Chambers como Laurence Leboeuf realizan una actuación entrañable, decir que su experiencia frente a las cámaras se puede resumir en varias series y alguna tv movie. También hay que mencionar a el enemigo de nuestro héroe, que no es otro que el mítico Michael Ironside, a pesar de no tener un papel muy extenso, su mera presencia en el llena totalmente la pantalla. Como curiosidad mencionar los cameos de sus tres directores y del productor de la cinta Jason Eisener.

Después de hablar de las maravillas y virtudes que posee esta película, porque no nos decantamos por la nota máxima? La respuesta es que esta no es una película para todos los públicos, su target se ve bastante reducido a esos nostálgicos de tiempos pasados como dije, y aun más podríamos acotar a los amantes del gore, pues uno de los mayores alicientes de Turbo Kid es el gore, litros y litros de sangre salpican suelos y paredes durante todo el metraje, si cumples ambos requisitos, enhorabuena, estás listo para ver la mejor película de la década.

Firma: Omar Parra.