Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 15 de diciembre de 2014

Der Samurai review


Título original: Der Samurai

Año: 2014

Duración: 79 min.

País: Alemania

Director: Till Kleinert

Guión: Till Kleinert

Música: Conrad Oleak

Fotografía: Martin Hanslmayr

Reparto: Michel Diercks, Pit Bukowski, Uwe Preuss, Michael Schumacher, Ulrike Bliefert, Manfred Möck, Janin Halisch


La peor noche de su vida.

Esta es una de esas películas que tienes miedo de empezar a ver, pues venía de la pasada Berlinale habiendo cosechado muy buenas críticas por parte de la prensa, aunque ya avisaban que no era un terror al uso. En efecto, Der Samurai no busca el susto fácil, ni siquiera pretende asustar al espectador, lo que realmente pretende y consigue en mayor o menor medida es meternos en el cuerpo un mal rollo bastante considerable.

Todo está estudiado al milímetro, desde su puesta en escena, un pueblecito apartado, calles desiertas, silencios impenetrables... hasta llegar a su misterioso asesino, engalanado por un vestido de mujer y portando una katana. Simplemente el hecho de no ver la luz del sol en el 95% del metraje, todo contribuye a generar un mal rollo en el espectador de manera bastante lograda.

En mitad de un remoto pueblecito alemán, en la espesa noche sólo se escucha el aullido de un lobo, acechando a los ciudadanos y al ganado que solo se atreven a contemplar la infinita noche desde sus ventanas. Jakob, un policía local será el encargado de poner fin al temor de los vecinos, saliendo a la calle en busca de ese lobo. Lo que se topa en su camino no es precisamente lo que esperaba, otro depredador anda suelto, y este es más peligroso que cualquier lobo que ande suelto. Ataviado con una katana y vestido de mujer, esta misteriosa figura está dispuesta a causar el caos y el pánico en ese apacible pueblecito.

El director alemán, Till Kleinert, nos trae su segundo largometraje. El cual mantiene algunos elementos en común con su anterior trabajo, como elemento omnipresente el bosque, o sigue trabajando con ese terror más psicológico, casi místico, donde no sabes porque pero cada vez estas más incomodo en tu butaca mientras el metraje avanza incesantemente. Por otra parte, el guión y el montaje de esta cinta también recaen sobre el mismo director, y creo que es así y no de otra manera como una cinta de estas características puede llegar a funcionar. Donde es más importante casi lo imperceptible que lo que verdaderamente nos cuenta la cinta, el guión casi podríamos resumirlo en dos o tres líneas.

Y es tal vez esta parte, su punto débil, pues realmente no es un producto para todos los amantes del terror, sobretodo el más clásico y con el que la mayoría disfrutamos, ese terror que solo tienes que sentarte y desconectar, dejarte llevar. Este terror que propone Till Kleinert, es un terror más "culto", "intelectual", o posiblemente aburrido para muchos otros.

El mayor peso del film recae sobre dos caras poco reconocibles para el público no alemán, el primero, el misterioso hombre de la katana, encarnado por Pit Bukowski, el cual ha trabajado en numerosas series y cortometrajes, pero casi siempre dentro de su país de origen, Alemania. Por contrapartida esta el policía, Michel Diercks, un actor totalmente desconocido, que poco se conoce de antes de protagonizar este título y que cumple como sufrido agente de la ley, destacando más su torpeza que buen hacer como comisario.

Para disfrutar de esta propuesta poco común dentro del género del terror debes intentar entrar en el juego que el director nos propone. Si es así, posiblemente disfrutes con Der Samurai, de lo contrario, puede ser que no llegues ni a terminar esta película. Una de esas producciones poco comunes que para unos pocos se convertirá en una cinta de culto y para otros en algo prescindible.

Firma: Omar Parra.