Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 24 de julio de 2014

Tales from the Dark 1 review


Título original: Tales from the Dark 1

Año: 2013

Duración: 122 min.

País: Hong Kong

Director: Fruit Chan, Chi Ngai Lee, Simon Yam

Guión: Fruit Chan, Chi Ngai Lee, Pik Wah Lee

Música: Kenji Kawai

Fotografía: Jason Kwan, Wah-Chuen Lam, Wade Muller

Reparto: Jeannie Chan, Kelly Chen, Tony Leung Ka Fai, Cherry Ngan, Simon Yam, Shaw Yin Yin


Fantasmas para todos los gustos.

Este ómnibus de tres historias que nos llega desde Hong Kong, cubre un poco todo tipo de terror, aunque siempre a los fantasmas como eje de sus historias. Los tres segmentos son adaptaciones de historias cortas escritas por Lilian Lee, eso sí, cada director ha sabido imprimir su propio ritmo y estilo bien diferenciados.

Otro de los puntos que une a todas las historias es su música, en este apartado tenemos a un nombre bien conocido, pues el encargado de poner la nota musical a todas las historias es Kenji Kawai (Ghost in the shell, Dark Water, The Ring).

Es momento de diseccionar a Tales from the Dark 1.

Stolen Goods: Este primer segmento está dirigido y protagonizado por Simon Yam. Sí, esto se supone su debut en la dirección para el veterano actor. Su interpretación en este caso es magistral, y junto a la tenebrosa aparición de Lam Suet, es lo mejor de este segmento. La historia es bastante floja, a veces no sabes si lo que quiere es causar terror o risa. Los encuentros que sufre el protagonista con los fantasmas que se va encontrando suelen ser sustos bastante gratuitos, los cuales personalmente no acaban de convencerme. Por el momento sigo prefiriendo la vertiente interpretativa de Simon Yam.

Un hombre acaba de perder su empleo por enésima vez. Para más colmo parece que por las noches en su pequeño apartamento no está solo, una incesante oleada de fantasmas no paran de visitarlo a todas horas. Su decisión es tajante, aprovechando su relación con el más allá decide que la mejor manera de ganar dinero es robar urnas de muertos y revenderlas a sus familiares.

A Word in the Palm: Chi-Ngai Lee es el encargado de poner el toque de humor a esta película. Este segmento tiene un inicio realmente terrorífico, pero rápidamente coge un aire desenfadado que acompañara esta historia hasta su final. Esta comedia de fantasmas recuerda a cualquier episodio de CSI o Se ha escrito un crimen, pero contar como protagonista con Tony Leung Ka Fai siempre le da un toque de distinción que se agradece.

Acompañaremos a dos adivinos, en su aventura por descubrir la verdad tras la muerte de un fantasma, que había acudido a la consulta el día antes de su cierre definitivo.

Jing Zhe: A opinión personal estamos ante la mejor de las tres historias, de la mano de Fruit Chan. Todo un maestro del terror, que sabe como asustar a su público mejor que nadie. Una historia de venganza oscura y con un gran ritmo para un cierre perfecto de este ómnibus. Como nota negativa en este segmento, decir que los momentos con acción digital son de bastante baja calidad.

Una anciana que vive en la calle ofrece sus servicios esotéricos a todo aquel que vaya buscando venganza. Ella asegura que con sus poderes puedes vengarte de quien sea. Esto parece servir tanto para los vivos como para los muertos, pues su ultimo cliente no parece venir de nuestro mundo...

Tales from the Dark 1 va de menos a más, siendo el debut de Simon Yam la historia más floja en todos los aspectos. Aun así el conjunto es una correcta sucesión de historias sobre fantasmas, con una moraleja al final de cada uno de los segmentos, que entretiene debido a su buen ritmo y a la variedad entre sus historias.

Solo por ver a Tony Leung Ka Fai haciendo de detective paranormal, o ver el perturbador fantasma que interpreta Lam Suet, ya vale la pena darle la oportunidad a esta película.

Firma: Omar Parra.