Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 11 de febrero de 2014

The Complex review


Título original: Kuroyuri danchi

Año: 2013

Duración: 106 min.

País: Japón

Director: Hideo Nakata

Guión: Junya Kato, Ryûta Miyake

Música: Kenji Kawai

Fotografía: Jun'ichirô Hayashi

Reparto: Atsuko Maeda, Hiroki Narimiya, Masanobu Katsumura, Naomi Nishida, Kanau Tanaka


Hideo Nakata no convence. Aburre más que asusta.

Una cosa es segura, Hideo Nakata es uno de los directores de terror más celebres en la última década, y razones no le faltan. El padre de The Ring y secuelas, aterrorizó a más de medio mundo con su niña de pelo largo saliendo de la televisión. ¿A día de hoy quien no conoce este film? Después de aquel "boom", continuo por el mismo camino acertado, con Dark Water, y a partir de ahí, se perdió en la inmensidad. Intento fallido tras intento fallido, el director nipón ha intentado volver a ensalzar su nombre en incontables ocasiones. The Complex es su enésimo intento fallido.

Cierto es que la formula que antaño triunfo, a día de hoy está demasiado explotada y en cierta forma es comprensible intentar innovar. Pero cuando para innovar abandonas el eje de toda cinta de terror, que es asustar al público, algo falla. The Complex prometía, pero solo quedo en promesas. La localización, un edificio antiguo y chirriante, era perfecto para desatar la locura y el miedo. La protagonista, la típica colegiala mona que pone caras monas y se asusta con facilidad, ok. Pero cuando llevamos media hora y no me han intentado dar un mero susto, o alguna situación tensa, me empiezo a preocupar, cosa que pasa al segundo acto. Los bostezos, algo fallaba llegados a este punto. Miro el reloj, llevamos una hora y aquí no aparecen fantasmas vengativos, solo una niña deprimida con un pasado algo turbio.

Después de su periplo americano Hideo Nakata volvió a Japón para demostrar que su aportación al terror no se limitaba a Sadako. Lo probo sin éxito adentrándose en el terror clásico con Kaidan, se adentro en las nuevas tecnologías con Chatroom y parece que después de llevar a la pantalla la novela de Honobu Yonezawa, The Incite Mill, se había dado por vencido. Lejos de eso, en 2013 vuelve con The Complex, para que nada falle en su retorno, cuenta con Atsuko Maeda, ex cantante del multitudinario grupo de j-pop AKB48, y sobre todo, actriz de moda en los últimos años, por sus numerosas apariciones en series de tv y Hiroki Narimiya (Azumi, Ace Attorney). Para la música cuenta con el maestro Kenji Kawai, y el guión del film corre a cargo de Junya Kato, junto con Ryûta Miyake. Aun rodeado de un equipo con experiencia y saber hacer más que demostrado en innumerables ocasiones, Nakata no acaba de encontrar la fórmula para volver donde una vez fue el rey. Una factura técnica en general de primer nivel (obviando el final donde el niño más que asustar hace reír).

Hemos pasado de los sustos y los fantasmas que daban muy mal rollo, a los fantasmas que resultan ser buenas personas y protagonistas con traumas personales. NO, quiero mi película de sustos y la quiero ya. Parece que lo que hace 10 años fue la mayor fábrica de sustos de la historia, ha pasado a un segundo plano nada prometedor.

Firma: Omar Parra.