Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 28 de noviembre de 2013

Raze review


Título original: Raze

Año: 2013

Duración: 96 min.

País: Estados Unidos

Director: Josh C. Waller

Guión: Robert Beaucage, Kenny Gage, Josh C. Waller

Música: Frank Riggio

Fotografía: Dylan O'Brien

Reparto: Zoe Bell, Rachel Nichols, Tracie Thoms, Sherilyn Fenn, Doug Jones, Rosario Dawson, Bruce Thomas, Bailey Anne Borders, Rebecca Marshall, Adrienne Wilkinson, Allene Quincy, Kelly Thiebaud, Nicole Steinwedell, Tonya Kay, Tara Macken


Las grandes historias se cuentan a base de golpes.

El cine más independiente nos tenía preparada una pequeña sorpresa este año, esta es una de esas ocasiones donde el argumento, el guión, toda historia que nos quieran contar no importa realmente. Hemos venido para entretenernos, para pasar un buen rato mirando una película, y esto SÍ que se cumple, además con matrícula de honor. Sádica, brutal, explícita, y así podemos seguir hasta el infinito. Raze es brutalidad elevada a su máxima expresión.

Para que montar un enrevesado guión tejiendo complicadas sub tramas, personajes con grandes personalidades que colisionan como dos ferrocarriles sin frenos, o enigmáticos enemigos con valores morales más que cuestionables... Al fin y al cabo lo que quieren mostrarnos son mujeres peleando por sus vidas, quieren que veamos lo visceral y quieren que sintamos el dolor que sienten ellas, pues JODER! me quito el sobrero, por que vaya si lo han logrado. Con una trama simple y concisa, el resto queda en manos del gran trabajo que realizan las actrices y el maquillaje de gran calidad que nos ofrece este film.

Un grupo de selectos y perturbados psicópatas tienen montado el entretenimiento definitivo. Encierran a mujeres en minúsculas celdas y las obligan a pelear por sus vidas. La manera de lograr esto es sencilla, las incentivan amenazado de muerte a sus seres queridos. Apuestas y diversión son lo que ofrecen los anfitriones de estas macabras veladas. Ellas solo tienen una consigna, pelea o muere. Tan solo la ganadora del torneo será libre y podrá volver a ver a sus seres queridos.

El debut al largometraje por parte de Josh C. Waller no podría ser más acertadamente insano. Borda en todos sus aspectos la dirección de esta cinta cargada de adrenalina y mujeres tan bellas como mortalmente peligrosas. La historia sencilla pero concisa que es responsabilidad de Robert Beaucage, Kenny Gage y el mismo director.

¿Y porque si he disfrutado como un niño chico con esta cinta no merece más nota? pues la respuesta es sencilla, tanto como la misma película. Estamos hablando de algo tan limitado que realmente no hay chicha, tal vez deje frío a más de uno. Sus personajes apenas los conocemos, no puedes casi empatizar con ellos debido a eso mismo, y además pobre de ti que te encariñes con alguna de ellas, pues no duran mucho en pantalla.

El elenco es sencillamente espectacular, están escogidas a conciencia y todas ellas actúan como si de su vida real estuviese en juego, sus movimientos son frescos y ágiles, y sobre todo la fluidez en sus movimientos dentro del ring, ayuda a que las peleas parezcan hiperreales. En cuanto a su nivel interpretativo, casi queda relegado a un segundo plano, y menos mal de esto, ya que tampoco llegan a convencer sus sollozos y motivaciones fuera del ring de combate. Destacar también el papel de los malos malísimos, pero destacarlo negativamente, desgraciadamente la pareja anfitriona del evento interpretado por Sherilyn Fenn y Doug Jones, son un poco topicazo y quedan como malos de opereta. Vamos que no imponen en contraste al estupendo personaje de Sabrina que Zoe Bell borda de forma sublime.


Es que realmente hacía años que no lo pasaba tan mal cuando veía un golpe directo a la cara de alguien con esa furia insana, cuando alguien sufría una estrangulación, o el sentir como cruje un hueso o ver una articulación en una posición imposible. Unas peleas al más puro estilo videojuego como si de Street Fighter o Mortal Kombat se tratasen, son el sello más destacado que nos ofrece esta película, la cual no profundiza en trama o personajes pero sí que ofrece un rato de diversión y entretenimiento que harán las delicias de los seguidores del cine más violento.

Recomendada, pues según. Es una película que tiene un objetivo simple, ofrecer unas peleas brutales entre chicas, las cuales no van a dejar indiferentes a nadie. Para mi es objetivo cumplido, así que si esperáis justamente esto, y nada más que esto, estáis de enhorabuena por qué vais a disfrutar como el que más. Raze es una de las gratas sorpresas que el cine independiente americano nos ha regalado este año, además de ser un gran debut para el director Josh C. Waller, del cual posiblemente volvamos a escuchar hablar. Donde hay talento se nota.

Firma: Omar Parra.