Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Los Inocentes review


Título original: Los Inocentes

Año: 2013

Duración: 70 min.

País: España

Director: Carlos Alonso-Ojea, Dídac Cervera, Marta Díaz, Laura García, Eugeni Guillem, Ander Iriarte, Gerard Martí, Marc Martínez, Rubén Montero, Arnau Pons, Marc Pujolar, Miguel Sánchez

Guión: Carlos Alonso-Ojea, Albert Camps, Dídac Cervera, Marta Díaz, Laura García, Eugeni Guillem, Ander Iriarte, Celia López, Gerard Martí, Marc Martínez, Rubén Montero, Adrià Naranjo, Daniel Padro, Arnau Pons, Marc Pujolar, Luis Segura, Miguel Sánchez

Música: Marc Vaíllo

Fotografía: Robert C. Carrera, Maria Codina, Mar Grau, Sara Guix, Arnau Mata, Adrià Mayol, Yuse Riera, Manu Ruíz, Alex Sardà, Vanesa Sola, Uri Valverde

Reparto: Mario Marzo, Charlotte Vega, Àlex Batllori, Diana Gómez, Joan Amargós, Enric Auquer, Bàrbara Mestanza


Un slasher que no sorprende pero si entretiene.

Desde la escuela de cine ESCAC, nos llega una propuesta arriesgada para intentar dar una nueva visión al género slasher. Repiten con la arriesgada formula que en 2011, trece directores llevaron a cabo un film de amor rodado en trece escenas, cosechando buenas críticas. Esta vez deciden dar el salto al género de terror y en especial se centran en el sub-genero slasher. Es una lástima que se limiten a repetir tópicos del género, casi es un constante déjà vu durante la escasa hora y cuarto que dura la película.

Un gran homenaje el slasher de los 80 y 90 que nos recuerda a películas como Halloween, Scream o Se lo que hicisteis el último verano, pero sin llegar a la calidad de estas. Hay que reconocer que la apuesta es muy arriesgada, pues no es nada fácil realizar una película donde mete su granito de arena tantos directores y guionistas diferentes, hay escenas que llegan a parecer una parodia de terror y en otras sientes verdadera agonía. Lo que sí es cierto que habrá que tener muy en cuenta estos nombres, posiblemente de aquí acabe saliendo cosas muy interesantes en un futuro cercano.

Un grupo de adolescentes vuelve a Barcelona cuando deciden hacer noche en un albergue abandonado, y así montar su pequeña y privada fiesta. Pero el albergue 12 caminos oculta un pasado trágico, una larga tradición de misteriosas muertes. Pronto los jóvenes empezaran a caer uno tras otro víctimas de un asesino que va dejando un rastro de sangre y muñecos del día de los inocentes.

Carlos Alonso, Ander Iriarte, Marta Díaz, Laura García, Arnau Pons, Rubén Montero, Dídac Cervera, Marc Martínez, Eugeni Guillem, Miguel Sánchez, Marc Pujolar y Gerard Martí. Apuntad bien estos nombres, los doce directores de Los Inocentes son las jóvenes promesas del cine español. No voy a entrar a analizar segmento por segmento, pero os puedo decir que en conjunto el nivel es muy irregular pero también es cierto que debido a su corta duración y a la cantidad y calidad de muertes entretiene mucho, la hora y cuarto pasa volando.

La mayor virtud de Los Inocentes es el maquillaje y la fotografía, dos apartados que están a un nivel monumental, pero sobretodo destacar el trabajo de FX y más en un film de este tipo donde una de las cosas que más valoro a nivel personal es la calidad de las muertes, en este apartado aprueba y además con muy buena nota.

En cuanto a las interpretaciones, pues tenemos a un grupo de adolescentes que se encarga de cumplir con todos y cada uno de los tópicos del cine slasher, el bromita, el tonto, el héroe venido a menos, el matón, la guapa, vamos aquí no va sorprender a nadie el nivel de las actuaciones pero cumplen con su cometido.

Los Inocentes no es una película al uso, aquí hay muchas manos metidas en medio y esto se nota, puesto que no acaba de definirse. Había momentos que pensaba que estaba parodiando al cine slasher pero finalmente me di cuenta que se intentaba tomar a sí mismo en serio y ahí me di cuenta que algo iba mal. Eso pasaba en todos los apartados de la cinta, y es normal cada director tiene su manera de hacer y además no estamos hablando de algo segmentado por capítulos, sino que el cambio de dirección se realiza entre las escenas y pasa mucha factura al producto final.

Los amantes del slasher pasareis un rato entretenido, rememorareis grandes títulos de los 90 ya que las referencias a ellos son más que obvias. Los que no os guste este género posiblemente se os llegue hacer hasta tediosa. Lo mejor es desconectar y disfrutar de las numerosas muertes que nos ofrece esta curiosa cinta de los chicos del ESCAC.

Firma: Omar Parra.