Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 13 de noviembre de 2013

I Am a Ghost review


Título original: I Am a Ghost

Año: 2012

Duración: 74 min.

País: Estados Unidos

Director: H.P. Mendoza

Guión: H.P. Mendoza

Fotografía: H.P. Mendoza

Reparto: Anna Ishida, Jeannie Barroga, Rick Burkhardt


Original y escalofriante por igual.

Cuando alguien sabe coger un sub-genero de cine tan y tan explotado, como es el de los fantasmas, y lo reinventa totalmente, sabes que aun hay esperanza, aun queda gente con ideas y te das cuenta que aun no está todo inventado. Gracias H.P Mendoza por hacerme creer de nuevo en el cine. Gracias por crear I Am a Ghost.

Emily está muerta. Es un espíritu que vaga en la mansión donde hace años murió. ¿Por qué sigue reviviendo día tras día lo mismo? ¿Que necesita para liberar sus ataduras a ese turbio pasado? Las respuestas no son claras, pero con la ayuda de Sylvia, una médium que los actuales inquilinos del lugar han contratado, intentarán descubrir el oscuro pasado de la pobre Emily.

Cuando empiezas a indagar un poquito y ves que el director, también firma el guión, además de su fotografía, mezcla de sonido e incluso se encarga de producirla es entonces cuando comprendes el amor que desprende esta cinta de fantasmas tan especial y personal. Y es que sin duda cuando lo das todo a la hora de crear historias y darles vida en la pantalla, ahí es donde vemos el empeño y la pasión depositada en tu propio trabajo, en algo tuyo.

Pero I Am a Ghost pese a que su director se ha encargado de todo el aspecto técnico hay otro nombre propio en esta cinta, y es que sin Anna Ishida y su sencillamente impresionante actuación nada de esto hubiese tenido sentido.

Su inicio, casi cine experimental y las cámaras fijas, sumado a las repetidas tomas pueden acabar por cansar a la gente, yo tenía mis dudas... ¿el director se está riendo de nosotros? Pero la verdad es todo lo contrario, el señor H.P Mendoza lo que está haciendo es ofrecernos una visión alternativa a algo sumamente explotado, I Am a Ghost es lo que en su día fue Los Otros, aunque para mi gusto el director americano ha creado un producto menos tramposo y mucho más personal huyendo totalmente del cine comercial. Para algunos puede ser una virtud, para otros un defecto, vosotros decidís.

Hay que tener en cuenta que no es una película al uso, por lo que no le va a gustar a todo el mundo, pero creo que vale mucho la pena darle una oportunidad, y sobre todo no asustarse de sus primeros 15 minutos, todo tiene su explicación. Insisto que vale mucho la pena darle una oportunidad a esta pequeña joya del cine de fantasmas.

Firma: Omar Parra.