Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 21 de noviembre de 2013

Apocalipsis Caníbal review


Título original: Virus

Año: 1980

Duración: 101 min.

País: Italia

Director: Bruno Mattei, Claudio Fragasso

Guión: Bruno Mattei, Claudio Fragasso, Rossella Drudi, José María Cunillés

Música: Goblin

Fotografía: John Cabrera

Reparto: Margit Evelyn Newton, Franco Garofalo, Selan Karay, José Gras, Gabriel Renom, Josep Lluís Fonoll, Pietro Fumelli, Bruno Boni, Patrizia Costa, Cesare Di Vito, Sergio Pislar, Bernard Seray, Víctor Israel, Pep Ballester, Joaquín Blanco, Esther Mesina


Para bien y para mal, el mayor legado zombie que nos dejó el cine italiano.

Cuando se juntan los dos reyes italianos de la serie B y los maestros del plagio indiscriminado ya sabes que algo gordo se está preparando. Pero lo que Bruno Mattei y Claudio Fragasso no sabían por aquel entonces, es que la primera película trabajando juntos de estos dos amantes de los zombies y el gore se convertiría a día de hoy en un film de culto y en todo un referente del cine de serie Z.

Apocalipsis Caníbal no se queda estancada en los típicos zombies que Romero nos ofrecía por aquellos años, estos visionarios dan un paso más allá. Dijeron, ¿el guión? a la mierda el guión, vamos a dar lo que el público quiere. Que los zombies de Romero triunfan, nosotros los ponemos, ahora me han dicho que Ruggero Deodato saca una peli de caníbales, vamos a incluir nosotros también una tribu de caníbales.

-Oye que me ha llegado metraje de un documental de Barbet Schroeder con animalitos por ahí dando saltos.
-Perfecto ya que rodamos en la selva, lo incluimos que seguro que queda de puta madre.
(Ya os aclaro que el montaje que se incluye en varios momentos del film, además de que no tiene nada que ver, está mal montado y posiblemente solo sirviera para rellenar minutos inútiles)

Hope I es una central química secreta donde se investigan armas bacteriológicas. La cuartada perfecta para esta central ha sido situarla en una remota región de África donde nada ni nadie se interpone en sus investigaciones. Pero un desafortunado accidente libera una nube toxica portadora de un extraño virus que transforma a los hombres en muertos vivientes. La enfermedad se propagara tan rápido que los gobiernos se verán desbordados para afrontar esta crisis. Un grupo de la policía de élite que se encuentra en misión por la zona se verá atrapado en medio del caos e intentara sobrevivir al apocalipsis.

La fabulosa historia que nos relatan fue idea de José María Cunillés y Claudio Fragasso, pero también acabaron metiendo mano Bruno Mattei y Rossella Drudi (la cual años más tarde se consagraría co-escribiendo el guión de Troll 2). Vamos esto es como cuando los astros se alinean y consigues reunir a todo el mejor equipo que Italia podía reunir para realizar la película más épica de terror de serie B, aunque con la inestimable ayuda española ya que después de todo esto es una coproducción y gran parte del film acabo rodándose por Barcelona y alrededores.

Por otra parte tenemos otro de los mayores fiascos de esta gran producción, el maquillaje. Que un zombie este maquillado en una escena no significa que en la siguiente toma lo vaya a estar. O mi parte favorita, que se hayan gastado muchas pesetas en carne de vacuno para hacer ver que estos malvados zombies comen carne humana, supongo que el presupuesto era tan ínfimo que les salía mucho más barato adquirir la carne en la carnicería que pagar a un especialista en el látex para recrear las heridas propinadas por esos monstruos.

Las actuaciones... ¡Ay las actuaciones! Las actuaciones de los zombies son de “Oscar”, van todos más perdidos que un pulpo dentro de un garaje. Creo que ninguno de ellos había visto con anterioridad cómo se comporta un zombie, por lo que en esta película los veras de todos los tipos y colores.

Vamos, no voy a engañar a nadie, es todo un despropósito tan y tan descomunal que el efecto al verlo en casa con amigos es brutal, a la par que devastador. Apocalipsis Caníbal la recomiendo a todo el mundo, es toda una master class de cómo NO se debe realizar una película de zombies. Tiene momentos para el recuerdo y es realmente entretenida, no esperéis una obra de arte, pero sí una obra de culto. Creo que es una película bastante olvidada y es de esas que vale la pena descubrir o re visionar.

Firma: Omar Parra.