Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 19 de agosto de 2013

Jug Face review


Título original: Jug Face

Año: 2013

Duración: 81 min.

País: Estados Unidos

Director: Chad Crawford Kinkle

Guión: Chad Crawford Kinkle

Música: Sean Spillane

Fotografía: Chris Heinrich

Reparto: Lauren Ashley Carter, Sean Bridgers, Sean Young, Larry Fessenden, Daniel Manche


La recóndita América profunda. Terroríficamente brillante.

Hay días que miro la cartelera del cine y pienso, ¿es que se acabaron las buenas ideas? Hoy en día lo que se lleva son refritos de argumentos mil veces vistos, remakes, o secuelas/precuelas que no aportan nada. Pero gracias a dios que aún quedan unos cuantos directores y guionistas que se deciden salirse un poco de lo marcado, y cuando esto sucede aparecen cosas como Jug Face. Pero antes de entrar en materia y volviendo a la originalidad en el cine, la cinta que nos ocupa, a pesar de su guión, bien elaborado y en cierta medida bastante original, no deja de pasarme por la cabeza mientras la veo, otros films como El Boque o la reciente Magic Magic. Aun así pienso que esta película nos ofrece algo más y es capaz de infundirnos el terror sin tener que usar ni un mísero susto ni subida de volumen. Es de esas cintas que van minando el interior de tu mente, terror psicológico lo llaman algunos. Esta vez me quito el sombrero ante el cine independiente.

Un pequeño poblado en mitad del bosque vive según sus viejas tradiciones. En mitad del bosque hay un misterioso pozo, y allí habita un ente que cuida de los habitantes si ellos cuidan sus deseos. El trueque es fácil. Vidas a cambio de sanar cualquier enfermedad. ¿Pero qué sucedería si uno de los sacrificios se negara a seguir las normas?

Vamos a hablar de su director, Chad Crawford Kinkle. Y de cómo una vez más llega un director novel para demostrarnos que no hacen faltan grandes presupuestos ni grandes efectos especiales. Ni tan siquiera necesitamos tener en pantalla a Brad Pitt o el famoso de turno para ofrecernos una película de terror de calidad y "original".

Y ahora sí, centrémonos en su guión y las comillas que antes he apuntillado sobre la palabra original. Bien elaborado y sin titubear nos narra de forma muy cruda la historia, pero es inevitable a día de hoy no sacar referencias de otros films en cualquier cinta que veamos, y esta no es una excepción, pero lejos de los posibles parecidos que podamos encontrar, Jug Face sabe como atrapar nuestra atención en todo momento.

Hablamos ahora de lo que para mí es uno de sus puntos más flojos, el uso de un espíritu... que en algunos momentos intenta guiar a la protagonista, ¿realmente hacía falta ese recurso? creo que es un recurso para explicar al espectador lo que está sucediendo, personalmente me gusta descubrir la trama por mí mismo, no hacía falta el espíritu explicándome la trama.

Otro de los puntos claves para el funcionamiento de este film es la química entre dos de sus protagonistas. Ada (Lauren Ashley Carter) y Dawai (Sean Bridgers) sinceramente bordan sus papeles, y se compenetran en pantalla a la perfección, hay que decir que ambos actores ya habían coincidido antes en otro film de terror, The Woman. Pero entre ellos dos, es Lauren quien firma una actuación más que notable y es ella quien verdaderamente carga con el peso de toda la cinta.

Premiada por varios festivales, es una película que recomiendo a todos aquellos que les guste el terror más sutil. No apta para todo el mundo, ya que como digo su terror es más psicológico, quien espere sustos fáciles como viene acostumbrándonos Hollywood en los últimos años, posiblemente sufra una decepción, para los que buscan ese algo más en un film de terror posiblemente lo encuentren en Jug Face.

Firma: Omar Parra.