Buscador

Translate

Medio Oficial

domingo, 11 de noviembre de 2012

Old Boy review


Título original: Oldeuboi

Año: 2003

Duración: 120 min.

País: Corea del Sur

Director: Park Chan-wook

Guión: Park Chan-wook, Hwang Jo-yoon, Im Joon-hyung

Música: Shim Hyun-jung

Fotografía: Chung Chung-hoon

Reparto: Choi Min-sik, Woo Ji-tae, Kan Hye-jeong, Ji Dae-han, Oh Dal-su, Kim Byeong-ok, Lee Seung-Shin, Yun Jin-seo


Si ríes todo el mundo reirá contigo, si lloras lo harás solo.

¿Que son para ti 15 años?, para unos es media vida, para otros un instante y para Oh Daesu, es el nacimiento de otra persona. Una persona que 15 años antes ni se hubiera imaginado que acabaría siendo. Una evolución como la de un pececito en la charca a un tiburón cuando llega al mar.

Park Chan-Wook nos muestra una historia demencial donde la venganza sólo es la punta del iceberg y donde un vulgar padre de familia lleva a cabo actos que ni en sus más lúgubres sueños hubiera podido imaginar. Pero el monstruo no se crea solo, necesita un resorte, que no es otro que Evergreen, alguien para el cual el encierro de Oh Daesu ha sido la preparación para su traca final.

Las reacciones de una persona que está tanto tiempo aislada son, sin duda, extrañas. La soledad te hace ver hormigas donde no las hay. Te puedes entrenar, hacer ejercicio, contar del cero al infinito unas cuantas veces, pero si no sabes hasta cuando vas a estar allí, la desesperación vuelve una y otra vez a tu mente. La realidad se desmorona, pero lo peor de todo es que no puedes decidir tu final. Es un encierro impuesto y sin posibilidad alguna de esperanza.

Un salesman coreano de lo más corriente, un día ve truncada su vida por un cautiverio involuntario. Su pregunta durante todo ese tiempo es siempre es la misma: ¿por qué? Durante su búsqueda, aparte de otras cosas, encontrará el amor y el apoyo en la joven Mido. Bienvenidos a la venganza definitiva.

Sublime film del gran director coreano, que es la segunda de la trilogía de la venganza, en la cual y a través de un extraordinario guión, nos explica una de las historias más fascinantes del cine reciente, basada en el manga del japonés Garon Tsuchiya. Está desarrollado de manera magistral y coherente, a pesar de los continuos giros y flashbacks, hilando toda la trama de manera firme y con más de una sorpresa escondida. En cuanto a las interpretaciones, que más se puede decir de Choi Min-sik que no se haya dicho, un maestro, que en cualquier papel y situación lo borda. Concretamente en Old Boy se sale, sufrimos con él, reímos con él, incluso parece que hayamos estado esos 15 años encerrados con él. También cabe destacar al resto del reparto, grandes y variopintos secundarios que nos encontraremos a lo largo de la película, resaltando a Kan Hye-jeong en el papel de Mido, una preciosa adolescente especializada en sushi y a Woo Ji-tae que interpreta a Evergreen soberbiamente. Hay que hacer una mención especial a la música de Shim Hyun-jung, el cual debutó en esta cinta y que crea una atmósfera sonora inigualable, usando música clásica y consiguiendo con esto dar una paz inusual en un film llenó de adrenalina. Los movimientos de cámara son muy interesantes, sobresaliendo algún contra-picado en situaciones clave. No dejaremos de comentar las excelentes escenas de acción que son de mucha calidad, resultando muy creíbles. En una evaluación final, podemos decir que es de alta calidad técnica.

“Ya sea una piedra o un grano de arena, en el agua ambos se hunden igual”. Esta frase sin duda se acabará convirtiendo en una de las verdades más absolutas. Como lo es también que esta cinta se encuentra entre las mejores del género. Y si eres de los escasos que no la han visto, ¿a qué esperas?

Firma: Korean Bros.