Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 13 de octubre de 2012

Headshot review


Título original: Fon Tok Kuen Fah

Año: 2011

Duración: 105 min.

País: Tailandia

Director: Pen-Ek Ratanaruang

Guión: Pen-Ek Ratanaruang

Música: Vichaya Vatanasapt

Fotografía: Chankit Chamnivikaipong

Reparto: Nopachai Jayanama, Celine Horwang, Chanokporn Sayoungkul, Apisit Opasaimlikit, Krerkkiat Punpiputt


Acción y violencia en un mundo al revés.

El thriller es un género que se ha tratado de todas las maneras posibles. Literalmente se ha puesto del revés y nunca mejor dicho hablando de esta gran y violenta película tailandesa. Pen-Ek Ratanaruang nos explica una historia llena de acción en la cual el terror parece como escondido, está detrás de unos personajes atormentados, que habitan un submundo oscuro y tétrico donde impera la ley del más fuerte. La trama de la corrupción política también está presente, podemos incluso encajar esta historia en términos más europeos u occidentales. Como podéis comprobar es un coctel morboso y muy atractivo para el espectador, y está rodado de manera muy seria y sin ninguna concesión. Como nos explicó su director, es un film noir en estado puro.

Esta historia está rodada como si fuera un cuento. Los hechos se suceden en un orden lógico y natural, pero explicados como una fabulación. Los personajes secundarios aparecen y desaparecen de escena de una manera un tanto peculiar. En cuanto a las relaciones personales, están tratadas de forma, podríamos decir que poética, y los diálogos son parcos y no se pierden en disquisiciones moralistas, a las cuales, en occidente, estamos muy acostumbrados. Podríamos decir que van por faena. Esto provoca, junto a la sordidez de la obra, un conjunto muy personal en el cual deja su sello Pen-Ek Ratanaruang.

Tul es un policía muy eficiente, pero en una situación altamente corrupta, es sometido al chantaje por parte de un político. Al despertar en el hospital, tras recibir un disparo en la cabeza, comprueba estupefacto que su cerebro manipula las imágenes y se las presente al revés. Decide hacerse sicario tras ser acusado de asesinato. Lo que viene a continuación es una lucha por la supervivencia, en la cual muchos caerán.

Personalísima, como no podía ser menos, película de este director tailandés en la cual y a través de un magnífico guión, lleno de violencia y acción, nos transporta a una Tailandia oscura y tenebrosa, donde se tienen que mover unos personajes atormentados y obligados a tratar con todo tipo de horrores. Es un guión sin muchos sobresaltos pero totalmente solvente, y que se mueve como pez en el agua en el ya mencionado subgénero del film noir.

Tenemos que hacer mención especial a Nopachai Jayanama, que crea un personaje muy creíble y con unos cambios de imagen espectaculares, su actuación es muy sobria. Del resto de interpretaciones destacar la de los secundarios, que crean unos personajes que están muy bien dibujados, especialmente los femeninos.

En el resto de aspectos técnicos destacar la fotografía, oscura y tenebrosa y las muy bien rodadas escenas de acción.

Ya está dicho todo, su visionado nos sorprendió agradablemente y nos dejó con ganas de más. Esto es algo muy meritorio tratándose de un cine que se encuentra un poco alejado de nosotros, pero que al fin y al cabo retrata personajes y situaciones que son universales. Por eso mismo es muy recomendable asistir a una cinta que regalará el paladar del cinéfilo más exigente.

Firma: Josep M. Luzán.