Fancine - Unicorn Wars review

El ejercito osito están en una larga guerra con los unicornios, los cuales son incapaces de vencer. Se dice que quien beba la sangre del último unicornio será bello para siempre. Un regimiento de reclutas a priori incapaces de vencer harán una incursión en el Bosque Mágico para una escaramuza, pero en sus tropas está Azulín, un osito envidioso y traicionero.

Título original: Unicorn Wars

Año: 2022

Duración: 91 min.

País: España

Director: Alberto Vázquez

Fotografía: Animación

Reparto: Animación


Un cuento de hadas oscuro y enfermizo.

Alberto Vázquez es un director español extremadamente particular. Especializado en la rama más clásica de la animación, la que entendemos como un montón de dibujos pasados a toda velocidad para dar la sensación de movimiento. No echa mano a efectos computarizados ni “trampas” por el estilo, siempre opta por el camino más artesanal y laborioso. Es por eso que si ya demostró de lo que era capaz en la fascinante Psiconautas, los niños olvidados (2015) que ya le granjeó un Goya a mejor película de animación en su momento, todo hace presagiar que pasará algo muy parecido en la próxima ceremonia con Unicorn Wars.


El ejercito osito están en una larga guerra con los unicornios, los cuales son incapaces de vencer. Se dice que quien beba la sangre del último unicornio será bello para siempre. Un regimiento de reclutas a priori incapaces de vencer harán una incursión en el Bosque Mágico para una escaramuza, pero en sus tropas está Azulín, un osito envidioso y traicionero.

Pasada la sorpresa y gracia inicial que provoca el planteamiento de esta película estamos ante un argumento MUY triste, que perturba y es descorazonador, hasta tal punto que una vez termina la película te sientes deprimido. Luego se te pasa, tranquilo. Y es que la cinta toca muchos temas que no pensarías que eso es de lo que trata antes de verla, hablamos del adoctrinamiento militar a jóvenes, del integrismo religioso, de la maldad intrínseca de las personas (u ositos), y de violencia, mucha violencia. Y con todo y eso la película consigue crear y desarrollar su universo particular en una hora y media, y que paradójicamente, también acusa de bajones de ritmo (sobretodo en las escenas exclusivas de los unicornios) y algunas escenas y flashbacks que parecen estirados para alargar el metraje y que son algo redundantes.

La película es una adaptación del cortometraje de Alberto Vázquez Sangre de unicornio (2013) que realmente explica lo mismo que Unicorn Wars pero, evidentemente, de una manera más resumida y sencilla, al igual que el estilo de animación es más simple pero con un diseño muy parecido. En cuanto al largometraje que nos ocupa el diseño es muy inspirado con unos diseños y colores para todos y cada uno de los ositos llenos de creatividad, otro caso distinto es el de los unicornios pero que en su sencillez se basa su virtud. Como comentaba al principio el estilo de animación es en 2D y de una manufactura clásica de gran calidad en todo momento, los paisajes son coloridos y alegres cuando tienen que serlo y lúgubres y fríos cuando convenga.


Unicorn Wars es una película muy particular que no te dejará indiferente. Es una propuesta arriesgada pero de gran calidad que disfrutarás. Ahora bien, ni se te ocurra ir con niños al cine pensando que como salen animalitos monos en la portada pues será perfecto para ellos. Les causarás un trauma de por vida.

Firma: Oriol Hernández.
@Oriol_TW

🎬 VOD