Fancine - Irati review

Siglo VIII. Eneko ha vuelto a su tierra tras estar años fuera estudiando la nueva religión cristiana y reclamar el liderazgo de la zona que le corresponde por herencia. No obstante los otros jefes de casa no están de acuerdo con el nombramiento por las sospechas de que su padre antes de morir se aprovechaba de antiguos rituales paganos para vencer en sus batallas. Eneko deberá recuperar el cadáver de su padre para mostrar su valía y para ello deberá adentrarse en un bosque lleno de historia y peligros, y una joven bruja le guiará en su camino. Su nombre era Irati.

Título original: Irati

Año: 2022

Duración: 114 min.

País: España

Director: Paul Urkijo Alijo

Guion: Paul Urkijo Alijo

Música: Maite Arroitajauregi, Aránzazu Calleja

Fotografía: Gorka Gómez Andreu

Reparto: Edurne Azkarate, Eneko Sagardoy, Itziar Ituño, Nagore Aranburu, Elena Ruíz, Iosu Eguskiza, Kepa Errasti, Iñaki Beraetxe, Iñigo Aranbarri


Paul Urkijo vuelve con otro cuento de fantasía y pesadilla.

El director vasco Paul Urkijo ya lleva unos cuantos años en esto. Su cortometraje del 2010 llamado Jugando con la muerte ya me dejó cautivado y ni sabía quién lo había hecho. Luego vino lo que para mí fue el primer golpe en la mesa y que hiciera que todos nos quedáramos con su nombre, El Bosque Negro (2014), una auténtica pista sobre las intenciones del director, historias que se sitúan en la época medieval, que se nutre de viejos cuentos, leyendas y mitos que ya están casi olvidados o por lo menos, muy cambiados. Y llegó su primer largometraje Errementari (El herrero y el diablo) (2017) demostrando que ya era un artista maduro, cosa que volvió a demostrar en su penúltimo trabajo que de nuevo era un cortometraje, Dar-Dar (2020). Había expectación para ver su nuevo largometraje, a todas luces un salto enorme de producción y en la dimensión del proyecto. Y podemos asegurar que ha pasado esta nueva prueba y con nota.


Siglo VIII. Eneko ha vuelto a su tierra tras estar años fuera estudiando la nueva religión cristiana y reclamar el liderazgo de la zona que le corresponde por herencia. No obstante los otros jefes de casa no están de acuerdo con el nombramiento por las sospechas de que su padre antes de morir se aprovechaba de antiguos rituales paganos para vencer en sus batallas. Eneko deberá recuperar el cadáver de su padre para mostrar su valía y para ello deberá adentrarse en un bosque lleno de historia y peligros, y una joven bruja le guiará en su camino. Su nombre era Irati.

En España no suele hacerse este tipo de cine, aquí más bien somos más de thrillers y comedias, y aunque tenemos un buen puñado de cintas de género a lo largo del año estaríamos de acuerdo en que los directores que tienen manga ancha para contar su historia y con una producción en condiciones se pueden contar con los dedos de una mano (y te sobran dedos). Y si estamos en un proyecto tan personal, de cine de aventuras, épico y con toques de terror y con esta imaginación y ganas de contar viejos cuentos y si además es en su idioma propio, el euskera pues estamos delante de un pequeño milagro. Irati es una historia que va sobre historias, de cuentos antiguos ya casi olvidados y de los monstruos que dan nombre a lugares corrientes de hoy en día. Una película tan alejada de lo que solemos ver hoy en día que se entiende como algo especial.


Paul Urkijo lo da todo en esta película, más luminosa y grande que Errementari, realmente me encantaría ver el making of de esta película, los departamentos técnicos han trabajado a destajo, las localizaciones y la fotografía, obra de Gorka Gómez Andreu están a un nivel de superproducción, el mero hecho de haber rodado dentro de una cueva real durante días entraña una complejidad de producción que se escapa de mi entendimiento. En las interpretaciones tenemos al infalible Eneko Sagardoy (Errementari, Handia) en un papel más comedido que su personaje de la anterior película de Paul pero mucho más complejo y que se aleja del típico héroe de espada y brujería, y a la debutante Edurne Azkarate en un papel que es un caramelito, una joven versada en las artes paganas con más de un secreto.

La verdad es que muy pocas veces he visto tanto amor hacia un proyecto como este, hemos visto películas más grandes, más caras y más espectaculares, pero pocas veces hemos visto más alma que aquí.

Firma: Oriol Hernández.
@Oriol_TW

🎬 VOD