Fantasia - Moloch review

Un terrible suceso destrozó la familia de Betriek hace 30 años, cuando su abuela fue asesinada por alguien que jamás se encontró; ahora, con una hija pequeña y al cuidado de sus padres, la apertura de una excavación arqueológica va a desenterrar demasiados horrores.

Título original: Moloch

Año: 2022

Duración: 99 min.

País: Países Bajos

Director: Nico van den Brink

Guion: Daan Bakker, Nico van den Brink

Música: Ella van der Woude

Fotografía: Emo Weenhoff

Reparto: Sallie Harmsen, Alexandre Willaume, Markoese Hamer, Jack Wouterse


Leyendas danesas y demonios.

Tal vez haya más directores de terror en los Países Bajos, solo conozco a Dick Maas y su irregular carrera, por eso resulta interesante la aparición de Nico van den Brink en el horizonte, ya que aunque Moloch no termine de cuajar, apunta buenas maneras.


Un terrible suceso destrozó la familia de Betriek hace 30 años, cuando su abuela fue asesinada por alguien que jamás se encontró; ahora, con una hija pequeña y al cuidado de sus padres, la apertura de una excavación arqueológica va a desenterrar demasiados horrores.

Y hay un nombre detrás de todo: Moloch.

Al César lo que es del César, lo más destacable de esta película es el trabajo de creación de personajes que viene del guion coescrito entre el propio Van Der Brink y Daan Bakker, ya que tenemos un personaje femenino muy fuerte, capaz de conducir la historia. Algo que siempre me ha fascinado de los países nórdicos y allegados es esa rapidez que tienen para establecer – a veces forzadamente – lazos entre unos y otros. Esto funciona al conocerse los dos protagonistas, Betriek y Jonas, alrededor de los cuales debería girar toda la historia, pero lamentablemente los guionistas toman otro camino, tal vez temían un cierto minimalismo que podría echar a los espectadores para atrás, ya que pierde fuerza al ampliar la trama más allá de la casa familiar y las excavaciones. Hacer saltar la historia a la representación escolar da pie a un plano secuencia maravilloso y sirve para contar la leyenda del lugar pero, a cambio, resta importancia a los restos arqueológicos y la obsesión que despierta en los “débiles de mente” que deberían empujar la trama. El otro gran problema es todo lo que concierne al personaje de Moloch, el demonio que da título a la película, podría haberse llamado Pepito Grillo que hubiera tenido el mismo peso.


El director, Nico van den Brink, acierta poniendo la cámara al servicio de la historia y no al revés, hay claridad en lo que cuenta y sabe crear suspense con una persona que apaga las luces de su casa, genera química entre los personajes principales y establece perfectamente los roles de cada miembro de la familia; es un director clásico que, viendo su carrera anterior, gusta del terror y el thriller, justo lo que mejor funciona en Moloch.

El casting es lo más brillante de la película, salta de la pantalla la química entre Sallie Harmsen y Alexandre Willaume, y el resto de los protagonistas cumplen alrededor de estos dos.

Tal vez Moloch tenga un arranque prometedor y pierda fuelle en su tramo central, pero su resolución es gratificante y se agradecen estas nuevas propuestas dentro del Folk Horror.

Firma: Javier S. Donate.

🎬 VOD