Fantasia - Swallowed review

Benjamin y Dom son dos amigos que deciden acabar la noche de la manera más lucrativa posible tras la decisión de Benjamin de empezar su carrera como actor porno gay de Los Angeles. Hacer de mula parece, en principio, una buena idea. Lo que no saben que todo se torcerá y acabará de la peor manera posible.

Título original: Swallowed

Año: 2022

Duración: 92 min.

País: Estados Unidos

Director: Carter Smith

Guion: Carter Smith

Música: Christopher Bear

Fotografía: Alexander W. Lewis

Reparto: Jena Malone, Mark Patton, Cooper Koch, Jose Colon, Roe Pacheco, Michael Shawn Curtis.


Incómoda y deslumbrante.

Swallowed es una película algo plana pero que contiene algunos matices interesantes. Dicho esto tanto en el sentido cinematográfico como en el social. El desencadenante de toda la acción o trama principal es algo tan absurdo como la homofobia. No vamos a explicar más de lo que debemos pero intentaremos dar alguna pincelada en ese sentido. Puede parecer un hecho casual pero desgraciadamente, en el mundo occidental y “civilizado” de hoy en día, siguen ocurriendo ese tipo de agresiones dirigidas a personas que han decidido dirigir su sexualidad hacia derroteros alegados de la mayoría.


Tampoco penséis que la cinta va de eso. De hecho la podríamos calificar como una mezcla entre road movie y body horror, en la cual dos jóvenes deciden tirar por el camino del medio. Desde luego lo que les ocurre seguro que no entraba dentro de sus planes.

Benjamin y Dom son dos amigos que deciden acabar la noche de la manera más lucrativa posible tras la decisión de Benjamin de empezar su carrera como actor porno gay de Los Angeles. Hacer de mula parece, en principio, una buena idea. Lo que no saben que todo se torcerá y acabará de la peor manera posible.

Carter Smith se embarca en este proyecto poniendo toda la carne en el asador. Como hemos comentado, el guion peca de muy lineal, no escatimando, eso sí, escenas bastante escabrosas. Toca de manera bastante elegante la homosexualidad de los protagonistas quizás dándonos a entender que es algo accesorio. Lo verdaderamente importante para él es explicarnos una historia de ganadores y perdedores cuando, al final, nos damos cuenta que todo es relativo y que se puede girar en cualquier momento.

A pesar de ser una historia bastante sencilla en su concepción, está rodada de manera firme encontrando a faltar algo más, sobre todo si estamos hablando de un body horror, en los cuales, lo sabemos por experiencia, el aspecto visual es sumamente importante. Algunas escenas sí que entrarían de lleno en la escatología más salvaje, pero son muy pocas, primando más la parte dramática. Esa mezcla entre terror y drama nos deja algo descolocados, aunque el final toma un camino trepidante y, por qué no decirlo, terrorífico.


Encabezan el reparto Cooper Koch, como Benjamin y Jose Colon como Dom. Ambos están fantásticos dando profundidad a unos personajes que parecen, de entrada, estereotipos. La química entre ellos es de destacar. Seguimos con Jena Malone (The Neon Demon) como Alice en un papel que destaca por su soltura y contundencia. Acabamos con Mark Patton (A Nightmare on Elm Street 2: Freddy's Revenge) como antagónico mandamás. Curiosamente Patton abandonó Hollywood tras aparecer en el film que tiene a Freddy como protagonista, al descubrirse su homosexualidad.

Aprovechamos siempre este párrafo final para dar alguna que otra recomendación atendiendo al tipo de público. En esta ocasión no nos atrevemos. Swallowed, como su nombre indica, es un film que tenemos que tragárnoslo entero antes de poder valorarlo. Sin duda es un producto muy honesto que no quiere vender humo. Auténtico como se suele decir.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD