Sitges - Inexorable review

Marcel Bellmer y su esposa Jeanne son un matrimonio de éxito y aparentemente feliz. Él es un escritor de éxito, ella la dueña de la editorial donde se publican sus libros. Tras adquirir una finca de ensueño reciben la visita de Gloria, una misteriosa joven que cambiará sus vidas.

Título original: Inexorable

Año: 2021

Duración: 98 min.

País: Bélgica

Director: Fabrice du Welz

Guion: Joséphine Darcy Hopkins, Aurélien Molas, Fabrice du Welz

Música: Vincent Cahay

Fotografía: Manuel Dacosse

Reparto: Benoît Poelvoorde, Alba Gaïa Bellugi, Mélanie Doutey, Janaina Halloy, Catherine Salée, Jackie Berroyer, Anaël Snoek


Cine atractivo y sin complejos.

Hablar de Inexorable es retratar una enfermiza obsesión. Tampoco penséis que el receptor de esa exagerada admiración sea una joven estrella musical o un actor que todo lo que toca se convierte en oro. Es alguien tan poco glamuroso, visualmente hablando, como un escritor. Pero claro, los humanos tenemos algún don más aparte del físico. Entre ellos el mundo de las ideas, de lo abstracto que, visto lo visto en este film, puede provocar ese tipo de reacciones comentadas antes.


Marcel Bellmer y su esposa Jeanne son un matrimonio de éxito y aparentemente feliz. Él es un escritor de éxito, ella la dueña de la editorial donde se publican sus libros. Tras adquirir una finca de ensueño reciben la visita de Gloria, una misteriosa joven que cambiará sus vidas.

Con la habitual cotidianidad de las producciones de países francófonos, Inexorable se va adentrando poco a poco en algo muy perturbador. Al principio creemos que vamos derivando hacia una comedia con algún toque noir. Conforme va avanzando el metraje nos damos de bruces con algo muy perturbador que nos va golpeando, ayudada esa sensación por la “normalidad” de los personajes.

Fabrice du Welz no duda en esta ocasión en meterse en algo mucho más truculento. Demencial diría yo. Quizás esta deriva hacia la vertiente algo más terrorífica, provoque algún rechazo en un tipo de público más acostumbrado al drama y a producciones costumbristas. Los amantes del terror se frotarán las manos por ese toque malsano a través de unas situaciones que, como mínimo, provocarán asombro. A esto contribuye la aparición en pantalla de un perro. Tanto si tenéis mascotas o no, os sentiréis golpeados por todo lo que rodea al chucho que, sin comerlo ni beberlo, acaba siendo uno de los protagonistas.

El guion es de destacar. El hecho de que lo firme un triunvirato: Joséphine Darcy Hopkins, Aurélien Molas y Fabrice du Welz nos da una idea de lo trabajado que está. En él priman unas situaciones, algo lineales por cierto, que progresivamente nos van mostrando lo demencial del género humano. Lo que en principio nos separa de las bestias puede llegar a ser nuestra perdición.


Las interpretaciones son uno de los puntos fuertes del film. Para empezar contamos con el veterano Benoît Poelvoorde (Le Tout Nouveau Testament) que, con su eficiencia habitual, da vida a un desquiciado Marcel Bellmer. Su interpretación es magistral, ofreciéndonos diferentes registros de un personaje que llega a ser agotador. Le secundan, de manera perfecta, Alba Gaïa Bellugi (Intocable) que da vida a Gloria, la mala de turno, Mélanie Doutey como la abnegada y perfectísima esposa y a Janaina Halloy como hija del matrimonio.

Inexorable es una de esas películas que empezamos a ver con cierta reticencia pero que, conforme va avanzando nos va atrapando para, ya al final, dejarnos un gran gusto de boca. Esto puede parecer sencillo pero, desde luego no lo es. Atentos a ella.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD