Sitges - Eight for Silver review

En pleno siglo XIX algo sobrenatural sobrevuela un pequeño pueblo de la Francia rural. Una oscura venganza se cierne sobre sus habitantes. Algo inexplicable e irracional les llevará a defenderse como buenamente pueden.

Título original: Eight for Silver

Año: 2021

Duración: 113 min.

País: Reino Unido

Director: Sean Ellis

Guion: Sean Ellis

Música: Robin Foster

Fotografía: Sean Ellis

Reparto: Boyd Holbrook, Kelly Reilly, Alistair Petrie, Roxane Duran, Áine Rose Daly, Simon Kunz, Tom Sweet, Amelia Crouch, Nigel Betts, Stuart Bowman, Sean Mahon, Rebecca Calder, Gary Oliver, Max Mackintosh


Terrorífica película de época.

En el siglo XIX casi no había ni electricidad, con lo que los sufridos moradores de esa época tenían poca información, ni remotamente tan rápida como en la actualidad. Por eso tenía muchísima importancia las leyendas sobre criaturas que moraban sus bosques. Mitos como por ejemplo hombres-lobo, estaban muy presentes en el imaginario popular. No obstante Eight for Silver se introduce más en el miedo que ese tipo de criaturas provocaban.


En pleno siglo XIX algo sobrenatural sobrevuela un pequeño pueblo de la Francia rural. Una oscura venganza se cierne sobre sus habitantes. Algo inexplicable e irracional les llevará a defenderse como buenamente pueden.

Sean Ellis se atreve a filmar una cinta de época que, a pesar de su excelsa y vistosa producción, resulta algo fría e impersonal. El tema que trata es muy atractivo pero adolece de ese punch que creemos totalmente necesario para explicar una historia que tiene como base los miedos ancestrales, lo que justificaría algo más de pasión.

Sí que retrata de manera muy meritoria el cambio de siglo, lo que no acaba de ser del todo positivo en cuanto a memoria histórica ya que las guerras entre naciones seguían y seguían, arrancando la producción en la Primera Guerra Mundial. Es decir, pasamos de miedos ancestrales a miedos reales con todo tipo de armas, incluso las químicas, lo que demuestra la idiotez del género humano.

Centrándonos un poco más en el tema cinematográfico destacar el elaborado guion, cuya autoría recae en el mismo Sean Ellis, que explica la trama sutilmente pero sin dejarse nada en el tintero. Oculta, creemos que de manera acertada, a los monstruitos de turno. Esto provoca la curiosidad del espectador que no sabe lo que va a salir en la pantalla. Desde luego nada agradable. Va dando, eso sí, alguna pista que por otra parte lleva al engaño pero, tranquilos, quedaréis encantados con la presentación de una criatura que creemos de creación totalmente acertada aunque no se aparte demasiado de los cánones del género.

Otra cosa es la manera de rodar todo esto. Como ya hemos comentado, ésta resulta algo fría teniendo en cuenta los mimbres con los que cuenta. Quizás quiera captar la atmosfera algo ruin de la época, cosa que consigue a medias ya que hablando del tema religioso, no profundiza lo suficiente cosa que ya nos sabemos de memoria en cintas de este tipo.

En las interpretaciones nos encontramos con un excelente Boyd Holbrook (Predator), un héroe de los de antes. Le acompaña Alistair Petrie, Kelly Reilly (Eden Lake) y unos jovencísimos Amelia Crouch y Max Mackintosh.

Si lo vuestro son las películas oscuras de época, habéis encontrado vuestro film. Somos de la opinión de que este tipo de cintas son sumamente atractivas para el público. Lástima que no haya tirado del lado más gótico del asunto.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD