Sitges - Bloodthirsty review

Una reconocida cantante acepta la invitación de un productor musical para trabajar en su próximo álbum. El encuentro se lleva a cabo en una apartada mansión, en el norte de Inglaterra. Desde niña, la joven ha sufrido terribles pesadillas que la atormentan de forma continuada. En dicho lugar encontrará la respuesta a sus aterradores sueños y también algo mucho más peligroso.

Titulo original: Bloodthirsty

Año: 2020

Duración: 84 min.

País: Canadá

Director: Amelia Moses

Guion: Wendy Hill-Tout, Elizabeth Lowell

Música: Michelle Osis

Fotografía: Charles Hamilton

Reparto: Lauren Beatty, Greg Birk, Michael Ironside


La boca del lobo te espera cerca de East Proctor.

Una reconocida cantante acepta la invitación de un productor musical para trabajar en su próximo álbum. El encuentro se lleva a cabo en una apartada mansión, en el norte de Inglaterra. Desde niña, la joven ha sufrido terribles pesadillas que la atormentan de forma continuada. En dicho lugar encontrará la respuesta a sus aterradores sueños y también algo mucho más peligroso.


Desde que se estrenó la primera, allá por 1935, se han llevado a cabo infinidad de producciones de terror sobre el hombre lobo y Bloodthirsty se suma de una forma algo diferente, aportando una nueva visión sobre la licantropía. El enfoque de la directora Amelia Moses le otorga un aire muy personal, respeta rigurosamente la historia del género y no faltan, claras referencias a películas como American Werewolf in London de John Landis (1981).

Con ritmo pausado, el guion transcurre sin demasiados sobresaltos hasta bien avanzado el metraje y deja la acción para la parte final, aunque siempre sin estridencias. También las aclaraciones sobre interrogantes dilemas que plantea la trama, se dejan para la última parte de la proyección y quedan todos respondidos. La intención del argumento es crear una atmósfera elegante, pero a la vez peligrosa y transmite la certeza al espectador, de que algo peligroso va a suceder en cualquier momento.

Tampoco se podrán ver espectaculares transformaciones, ni escenas plagadas de gore donde nada queda a la imaginación. Bloodthirsty no lo pretende y se centra en otra forma de terror más psicológico, más dramático. La ausencia de CGI es absoluta y los pocos efectos de maquillaje que se manifiestan, son artesanales en su totalidad.


Por otra parte, el elenco se muestra correcto en sus intervenciones, aunque sin interpretaciones reseñables. Además, no destaca por contener nombres importantes, a excepción de uno de los grandes como Michael Ironside, actor reconocido principalmente por sus papeles de malvado y que realiza una breve actuación al aparecer en un par de escenas. El papel protagonista recae en la actriz Lauren Beatty que encarna a Grey, la atormentada artista, de forma natural y sin desentonar en ningún momento.

Aceptable, aunque lánguido, film que destaca por su cariño al género licántropo, el buen hacer cinematográfico y la calidad en el apartado musical. Los amantes de las emociones fuertes y del terror en estado puro, deben huir de esta película como alma que lleva el diablo.

Firma: Sergio Bosch.

🎬 VOD