Sitges - El día de la bestia review

El padre Ángel lleva estudiando el apocalipsis de San Juan durante más de 25 años. Busca una clave oculta que desvele los planes del diablo para acabar con el mundo y por fin, está convencido de haberla encontrado. Sin pensarlo dos veces y con todo su empeño, se dirige a Madrid para luchar contra Satán y evitar el fin del mundo conocido. Con la ayuda de un metalero de Carabanchel y un famoso profesor de ocultismo, llevarán a cabo toda clase de atropellos para evitar la inminente catástrofe.

Título original: El día de la bestia

Año: 1995

Duración: 103 min.

País: España

Dirección: Álex de la Iglesia

Guion: Jorge Guerricaechevarría, Álex de la Iglesia

Música: Battista Lena

Fotografía: Flavio Martinez Labiano

Reparto: Álex Angulo, Armando de Razza, Santiago Segura, Terele Pávez


La mejor comedia de terror del cine español.

El padre Ángel lleva estudiando el apocalipsis de San Juan durante más de 25 años. Busca una clave oculta que desvele los planes del diablo para acabar con el mundo y por fin, está convencido de haberla encontrado. Sin pensarlo dos veces y con todo su empeño, se dirige a Madrid para luchar contra Satán y evitar el fin del mundo conocido. Con la ayuda de un metalero de Carabanchel y un famoso profesor de ocultismo, llevarán a cabo toda clase de atropellos para evitar la inminente catástrofe.


Corría el año 1995 cuando se estrenó El día de la bestia y el impacto a nivel nacional fue tremendo. La producción consiguió seis premios Goya en 1996, entre ellos el de mejor Director, mejores efectos especiales y mejor actor revelación para Santiago Segura. Nunca antes se había hecho nada igual en España y la acogida de la clase cinéfila y bien pensante del cine nacional, fue más bien fría. Por el contrario, el público en general la acogió con fervor y la recaudación no tardó en sobrepasar, con creces, la inversión inicial.

El realizador Álex de la iglesia, después de dirigir Acción Mutante (1993), ofreció esta obra rebosante de una frescura difícil de superar. Tenía ideas novedosas y convencimiento en su trabajo. Con mano firme y contra todos los problemas derivados de la producción, llevó a cabo una de las obras maestras de nuestro cine, reconocida por todo el mundo.

El trepidante guion de Jorge Guerricaechevarría y del propio Álex de la Iglesia es una cadena de emociones y tensión sin tregua, que no da descanso al espectador durante todo el metraje y sostiene un ritmo infernal. Además, el orden de los acontecimientos está realmente bien enlazado, sin lagunas ni complicaciones metafóricas. Es diversión y desenfreno en estado puro sin más pretensiones. Aunque sin olvidar una clara crítica al clasismo y la xenofobia social. Ambos problemas evidentes de nuestros días.


Por otra parte, el elenco no puede ser mejor. El ya fallecido Álex Angulo, Armando de Razza y Santiago Segura, encarnan a sus personajes, todos ellos plagados de tópicos, de forma absolutamente magistral al mostrar solidez y naturalidad en cada escena donde aparecen. Cuesta imaginar otros actores que pudieran hacerlo mejor. De igual forma cabe destacar a la también desaparecida Terele Pávez al interpretar uno de esos papeles que se le daban tan bien. No aparece demasiado pero cuando lo hace, deja una muy notable huella en la trama.

En definitiva, la mejor película de Álex de la Iglesia que, con los años, se ha afianzado como obra de culto al mostrar una forma diferente de hacer cine, sin grandes pretensiones, pero con el claro objetivo de entretener al público. Un soplo de aire fresco que revitalizó el género, en nuestro cine.

Firma: Sergi Bosch.

🎬 VOD