BIFFF - Shadows review

Ching es una psiquiatra que puede ahondar, como el que no quiere la cosa, en el subconsciente de las personas. Ese poder lo pone al servicio de la policía para investigar una serie de casos a cuál más escalofriante. Lo que no espera es una revelación de su propio y traumático pasado.

Título original: Shadows

Año: 2020

Duración: 94 min.

País: Hong Kong

Director: Glenn Chan

Guion: Mani Man, Kai Xiang Chang

Fotografía: Oliver Lau

Reparto: Stephy Tang, Philip Keung, Tse Kwan-Ho, Justin Cheung, Babyjohn Choi, Man-Lung Ling, Jennifer Yu


Trepidante thriller hongkonés.

Cuando vemos algún film que retrata las “andanzas” de un asesino, que sea en serie o no carece de importancia en este caso, intentamos adivinar lo que pasa por la cabeza de esos individuos, y que les lleva a cometer esos crímenes. Cómo si quisiéramos bucear dentro del dolor. La frontera entre el bien y el mal no está tan clara como parece. Shadows va un poco de eso, además con una manera muy original de mostrárnoslo.


Ching es una psiquiatra que puede ahondar, como el que no quiere la cosa, en el subconsciente de las personas. Ese poder lo pone al servicio de la policía para investigar una serie de casos a cuál más escalofriante. Lo que no espera es una revelación de su propio y traumático pasado.

Glenn Chan, experimentado director televisivo, se mete de lleno en un thriller psicológico con los tics habituales del cine hongkonés. Ritmo endiablado, personajes dibujados con apenas un par de pinceladas, situaciones escabrosas resueltas como si fueran un accidente leve de tráfico y una calidad de producción excepcional. Su inclusión dentro del género de terror es bastante clara, no ya por la historia en sí, si no en que no duda en mostrarnos con claridad las atrocidades de unos personajes atormentados, con la particularidad de que podemos ver esto desde todos los ángulos.

El guion obra de Mani Man y Kai Xiang Chang es algo enrevesado ya que no es absolutamente lineal. Nos muestra un desarrollo sumamente atractivo en el que los flashbacks son continuos, evitando acertadamente la repetición de situaciones. Tiene, eso sí, cierto aire televisivo sin que ello sea negativo. La dinámica es la propia de ese medio, asemejándose al resumen de una serie por capítulos, y todo ello concentrado en los noventa y cuatro minutos de su duración. Ya os vais dando una idea de su frenético ritmo. Así que estad atentos, no os podéis perder nada. Ese aluvión de imágenes y diálogos entorpece, a nuestro parecer, un film que rodado con algo más de pausa habría ganado muchos enteros.


Sin destacar mucho en los alardes técnicos en general, Shadows destila calidad desde el minuto uno. Tanto la fotografía obra de Oliver Lau como el resto de apartados: maquillaje, stunt y efectos especiales, engrandecen una obra muy agradable de ver.

Encabezan el reparto Stephy Tang y Philip Keung (Drug War, Blind Detective), algo así como el yin y el yang en cuanto a comportamiento profesional se refiere, pero que encajan muy bien en esos papeles duales. A cierta distancia tenemos a Tse Kwan-Ho y a Jennifer Yu.

Shadows es una película, me atrevería a decir, para un amplio espectro de público, empezando por los amantes del cine noir de tipo psicológico, siguiendo por los numerosos seguidores del cine oriental, especialmente de Hong Kong, y acabando por un target más general que quieran degustar una elegante y vistosa cinta.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD