FANT Bilbao - The Host review

La familia Park tiene un kiosko de comida a orillas del río Han. Un día una extraña criatura atacará a los sorprendidos ciudadanos de una manera brutal que hace estremecer a la ciudadanía y a las autoridades, y además se lleva a la miembro más joven a su guarida. La familia Park, lejos de rendirse volcarán todas sus energías y esperanzas en rescatar a Park Hyun-seo.

Título original: Gwoemul

Año: 2006

Duración: 119 min.

Director: Bong Joon-ho

Guion: Bong Joon-ho, Ha Jun-weon, Baek Cheol-hyeon

Música: Lee Byung-woo

Fotografía: Kim Hyeong-gyu

Reparto: Song Kang-ho, Byeon Hie-bong, Park Hae-il, Doona Bae, Ko Ah-sun, Lee Dong-ho, Lee Jae-eung, Yoon Je-Moon, Kim Roi-ha, Park No-Sik, Yim Pil-sung, Scott Wilson


Bong Joon-ho agranda su leyenda.

The Host es una película del 2006 que ya en su día hizo mucho ruido y colocó definitivamente a su director, Boon Joon-ho, en el mapa, demostrando que lo de Memories of Murder (2003) no fue para nada producto de la suerte. Pero la película toma una nueva dimensión con los ojos de un espectador que vive en 2020, y aunque esto haya sido absoluta casualidad no se puede negar la tremenda puntería que tuvo su director al poner sobre la mesa un tema tan palmario como lo es en este año. Los personajes de The Host tienen un problema real, la aparición de un monstruo que ha mutado debido a la contaminación vertida por gente imbécil, y ¿dónde está el ejército y las autoridades sanitarias? Preocupadas por la existencia de un virus que ellos mismos se han inventado (que no creado) y desatendiendo lo que, a todas luces, es la solución a todos sus problemas: Matar al condenado bicho. Es para partirse si no fuera tan lamentable.


La familia Park tiene un kiosko de comida a orillas del río Han. Un día una extraña criatura atacará a los sorprendidos ciudadanos de una manera brutal que hace estremecer a la ciudadanía y a las autoridades, y además se lleva a la miembro más joven a su guarida. La familia Park, lejos de rendirse volcarán todas sus energías y esperanzas en rescatar a Park Hyun-seo.

El cine sur coreano consigue, una vez más, mostrar las emociones como ningún otro. La película siempre tira hacia una extraña mezcla de comedia y drama pero con una sensibilidad y un realismo que pocas veces se igualó. Hay escenas que no deberían hacer gracia pero son tan exageradas, esperpénticas y, sobretodos ellos, realistas que te descubres riéndote viendo a gente pasándolo exageradamente mal, y no significa que seas una mala persona, significa que el director hace contigo lo que quiere. Es su plan.

Si nos centramos en el argumento de la cinta, estaríamos hablando de una película de acción y terror sobre un monstruo, una especie de kaiju eiga (un diseño muy Lovecraft) y un grupo de cuatro que lo quiere matar, armados de manera mejorable, sin una inteligencia desbordante o una preparación mínima, pero con agallas y amor por su familia, y no es una cosa que solamos ver en el cine. Bong Joon-ho demuestra una vez más (y lo seguiría haciendo posteriormente) una clara sensibilidad hacia la clase baja y humilde colocándola siempre en el centro de una trama repleta de corruptelas, jerarquías y abusos de poder. Es siempre su punto central por donde giran diferentes tramas como puede ser el thriller detectivesco (Memories of Murder, 2003), la ciencia ficción (Snowpiercer, 2013) o la comedia negra (Parásitos, 2019) y todo rodado con una delicadeza y un buen gusto que lo han encumbrado, con tan solo 7 películas (sin contar antologías y cortometrajes), en lo más alto de su generación.


Si hablamos del reparto encontramos caras conocidas en la carrera del director. Destaca, como siempre, Song Kang-ho, actor que prácticamente protagoniza todas las películas de cada director de primer nivel coreano, personalmente recomiendo visionar A Taxi Driver: Los héroes de Gwangju (Jang Hoon, 2017) una obra maestra. Para mi, uno de los mejores actores que hay actualmente. Destaco también al veterano Byun Hee-Bong y a Doona Bae (The Tunnel, Sense8) la cual años más tarde daría su salto a los Estados Unidos. Muy curiosa la banda sonora compuesta por Lee Byung-woo, extrañamente festiva y cómica, a tono perfecto con la película.

The Host es una gran película y ni siquiera está entre las mejores del director. Es una monster movie reflexiva, incómoda algunas veces, divertida siempre y que te hace plantearte las cosas importantes de la vida. Sin duda es obligatoria para todo el mundo. Si todavía no la has visto ya estás tardando.

Firma: Oriol Hernández.
@Oriol_TW

🎬 VOD