FrightFest - Tailgate review

Hans y Diana, junto a sus hijas, van a la casa de la madre de Hans. El tiempo acucia, el tráfico es denso en la carretera y los nervios juegan una mala pasada. Empieza el juego del gato y el ratón.

Título original: Bumperkleef

Año: 2019

Duración: 82 min.

País: Noruega

Director: Lodewijk Crijns

Guion: Lodewijk Crijns

Música: Steve Willaert

Fotografía: Bert Pot

Reparto: Jeroen Spitzenberger, Anniek Pheifer, Willem De Wolf, Truus Te Selle, Peter Blankenstein


El psicópata de los buenos modales.

La tendencia a categorizar es algo inherente al humano: es más fácil colocar en cajitas con nombre que escribir nuevas etiquetas. ¿Película con robot? I Robot de Alex Proyas. ¿Un coche que persigue a otro? Duel de Steven Spielberg… Y con Tailgate aciertan – o fallan, según se vea – a medias.


Hans y Diana, junto a sus hijas, van a la casa de la madre de Hans. El tiempo acucia, el tráfico es denso en la carretera y los nervios juegan una mala pasada. Empieza el juego del gato y el ratón.

Porque si hubiera que colocar la película de Lodewijk Crijns en una cajita sería la de Robert Harmon y su brutal The Hitcher, ya que aunque en Tailgate haya persecuciones de coche, es más el enfrentamiento entre sus ocupantes. Para el que tenga curiosidad, la traducción literal de Bumperkleef es “parachoques pegado”, y la adaptación al castellano sería “ese tipo pesado que se pega al culo del coche”. Hay que reconocerle a Lodewijk Crijns, en su doble faceta como director y guionista, que Tailgate se pasa en un suspiro, que aunque su historia sea anecdótica y deja poco peso en la memoria, es capaz de ir ganando velocidad e interés gracias a que Crijns sabe cuándo dejar que la historia repose un poco.

Aunque la dirección de Crijns es más que eficiente, sus personajes caen mal pero que sean tan irritantes – es que ni uno se libra de ser imbécil – ayuda a que entiendas por qué ocurre lo que ocurre en la carretera y cómo algo que debería haberse quedado en un cruce de miradas se convierta en un survival de autopista. La forma en que se retrata el tráfico incesante de carretera, esos movimientos de coches, me recordaba mucho al que David Cronemberg retrató en Crash – no son los conductores los que llevan los coches, sino que estos son seres en si mismos – y en ese sentido destacar la llegada al pueblo en el que todos los coches podrían ocultar una amenaza.


Jeroen Spitzenberger y William de Wolf son los contendientes, destacando la química – de odio mutuo – que existe entre ambos desde el primer minuto, cada uno irrita al otro y se nota que disfruta haciéndolo. Anniek Pheifer es la mujer de Jeroen Spitzenberger y va ganado peso en pantalla según avanza la historia. Atención a la presencia de PeterBlankenstein, quien tiene el mérito de ser el único actor que ha aparecido en las tres entregas de The Human Centipede de Tom Six.

Puede que al terminar Tailgate pienses que has perdido casi hora y media de tu vida, ya dije antes que es muy entretenida pero simplemente anecdótica, pero hay algo por lo que todos deberíamos ver esta película de Lodewijk Crijns: somos animales sociales, no psicópatas de carretera.

Firma: Javier S. Donate.

🎬 VOD