SITGES - Possessor review

El trabajo de Tasya Vos es peligroso y peculiar, ya que su psique es insertada dentro de la mente de hombres y mujeres; en el interior debe ejecutar una serie de órdenes antes de acabar con la vida de su huésped y regresar a su cuerpo. Hay mucho peligro en estos viajes y puede que alguna vez sea incapaz de escapar de una pieza.

Título original: Possessor

Año: 2020

Duración: 103 min.

País: Reino Unido/Canadá

Director: Brandon Cronemberg

Guion: Brandon Cronemberg

Música: Jim Williams

Fotografía: Karim Hussain

Reparto: Andrea Riseborough, Jennifer Jason Leigh, Christopher Abbot, Sean Bean, Rossif Sutherland, Tuppence Middleton


Atmósferas enfermizas para una película absorbente.

Lo siento, Brandon, las comparaciones son odiosas pero inevitables. Te apellidas Cronemberg, eres el hijo del creador de la nueva carne así que, lógico, cuando estrenaste Antiviral en el 2012 me pareció que a la historia le faltaba alma y que ibas demasiado pegado a la sombra de tu padre.


El trabajo de Tasya Vos es peligroso y peculiar, ya que su psique es insertada dentro de la mente de hombres y mujeres; en el interior debe ejecutar una serie de órdenes antes de acabar con la vida de su huésped y regresar a su cuerpo. Hay mucho peligro en estos viajes y puede que alguna vez sea incapaz de escapar de una pieza.

Possessor tiene ecos a la obra de David Cronemberg pero, al mismo tiempo, adquiere su propia personalidad. Realmente, en este mundo tan oscuro de corporaciones e inventos dañinos, podrían convivir a la perfección Possessor, Rabid, Cromosoma 3 y Scanners; asimismo también hay guiños al universo paranoico de Philip K. Dick, esos personajes que nunca saben muy bien qué suelo pisan, o el sospechar que alguien no es quién dice ser.

Así como en Antiviral todo se notaba artificioso y forzado, el espectador de Possessor entra con rapidez en este mundo gracias a una primera secuencia intrigante y repleta de interés, con un desenlace sangriento que nos anticipa todo lo que está por llegar. A destacar el diseño de producción ya que los diversos artefactos que aparecen en la historia se mueven entre lo retro y lo alienígena, parece mentira el buen resultado que da en pantalla algo que parece tan sencillo. Atención también a los efectos prácticos, tremendos.

El trabajo de cámara bien, la fotografía de Karim Hussein es perfecta, la historia es capaz de mantenerse con un pie en la ciencia ficción y otro en el terror, sin dejar la critica a nuestro mundo donde, gracias a los sistemas de comunicaciones, perdemos la intimidad. Así que pasemos a hablar del otro gran acierto de Possessor: el casting.


Primero hablaré de Jennifer Jason Leigh, otra unión con el universo de papaCronemberg gracias a eXistenZ – para mí su última gran película de la nueva carne – donde su personaje se llamaba Geller mientras en Possessor se llama Girder y Leigh le dota de tanta ambigüedad que no tengo claro a qué carta quedarme con este personaje. Andrea Riseborough no tiene malas interpretaciones sino papeles mal escritos, y poco a poco va teniendo ese reconocimiento que se merece: es una gran actriz con un físico que la hace única. Bruce Abbot, como el otro lado del prisma, cumple de sobra y es capaz de hacernos real su universo inestable.

Possessor abre un mundo de posibilidades para Brandon, ya que con esta película se ha ganado con creces llevar el apellido Cronemberg.

Firma: Javier S. Donate.

🎬 VOD