SITGES - 12 Hour Shift review

Mandy es una enfermera algo antipática y seca, se pasa la vida un turno tras otro en el hospital cuidando enfermos, pero no importa porque ya le va bien para su negocio en paralelo. Y es que junto a dos socias más roban diferentes órganos de los pacientes fallecidos para venderlos en el mercado negro, es arriesgado pero la paga bien lo vale. El problema salta cuando una de las entregas falla y deben conseguir un riñón esta misma noche, y a veces las prisas son malas consejeras.

Título original: 12 Hour Shift

Año: 2020

Duración: 88 min.

País: Estados Unidos

Director: Brea Grant

Guion: Brea Grant

Música: Matt Glass

Fotografía: Matt Glass

Reparto: Angela Bettis, Chloe Farnworth, David Arquette, Dusty Warren, Kit Williamson, Tara Perry, Mick Foley, Briana Lane, Thomas Hobson, Nikea Gamby-Turner


Grandes interpretaciones para esta comedia negra.

El juramento hipocrático habla de las prioridades que tienen los médicos, cirujanos y enfermeros. En resumidas cuentas es una promesa que independientemente de cual sea la situación o el enfermo, una persona formada en la medicina deberá atender a esa persona y procurar que esta sane o, por lo menos, aliviar su sufrimiento. Esta juramento o promesa no está sujeta a leyes pero es una manera de concienciar al médico de la importancia de su trabajo. Bueno, pues los personajes de 12 Hour Shift se pasan este juramento por el *****.


Mandy es una enfermera algo antipática y seca, se pasa la vida un turno tras otro en el hospital cuidando enfermos, pero no importa porque ya le va bien para su negocio en paralelo. Y es que junto a dos socias más roban diferentes órganos de los pacientes fallecidos para venderlos en el mercado negro, es arriesgado pero la paga bien lo vale. El problema salta cuando una de las entregas falla y deben conseguir un riñón esta misma noche, y a veces las prisas son malas consejeras.

A veces ver una película sin tener prácticamente ningún dato juega a favor. Mis únicas referencias eran que la protagonizaban enfermeras y que había algo de gore, pero qué sorpresa al ver que la película es una total comedia de situación negrísima. Es la típica película de enredo en que todo son personajes que van para arriba y para abajo abriendo y cerrando puertas y complicando la situación a cada escena. Además 12 Hour Shift no se corta un pelo en mostrar situaciones de lo más sangrientas e incluso crueles pero siempre en un contexto jocoso y despreocupado, y como a los personajes (muy bien escritos) les importa más bien poco su situación pues al espectador tampoco, ya sólo queda acomodarse y disfrutar viendo a los personajes de Mandy y Regina ir de un lado para otro creando el caos.

Dirige y escribe Brea Grant, actriz que hemos visto en multitud de ocasiones en esta web como en The Stylist (2020), Beyond the Gates (2016) o Worry Dolls (2016), pero que en esta ocasión está exclusivamente tras la cámara. La comedia negra es un género interesante para desarrollarse como directora pero creo que en algunos puntos le ha faltado “punch”. En casi toda la película la cosa va bien, no se complica la vida y aunque repite muchos escenarios no es nada grave. El problema viene en la última parte donde todo se acelera y aquí es cuando se empiezan a notar carencias, la película nunca llega al ritmo que requiere la acción y todo se ve como a cámara lenta cuando debería ser todo mucho más frenético, y la comedia, aunque siempre presente, a veces está muy comedida, tal vez si se hubiera ido hacia algo más extremo hubiera salido algo mejor. Mención positiva a la curiosa composición musical de Matt Glass, curiosa mezcla de cuerda guitarra con violoncelo.


En el plano interpretativo nada que objetar, aún más, las dos actrices protagonistas están inmensas y son el auténtico motor de la cinta más que el guion. Angela Bettis (The Woman, May, ¿quieres ser mi amigo?) y Chloe Farnworth (Tierra Marciana, Crying Wolf) tienen una química genial y además sus personajes funcionan perfectamente de manera individual. El personaje de Bettis es el de una seria y amargada enfermera, inteligente y pragmática pero también meticulosa, en cambio el personaje de Farnsworth es todo lo contrario, una fuerza de la naturaleza, no demasiado espabilada pero con una iniciativa terrorífica, la auténtica catalizadora de la historia. Una sorpresa esta mujer que me recuerda a una mezcla entre Samara Weaving y Harley Quinn, esperemos que esta película le sirva de trampolín porque tiene carisma y potencial. Destacar también la presencia de David Arquette (Scream, Arac Attack) que además es productor, últimamente el actor ha encontrado una segunda juventud participando en películas pequeñas pero con proyección como es también el caso de Spree.

12 Hour Shift no te va a cambiar la vida ni lo pretende remotamente, en cambio si quieres pasar hora y media con la risa tonta estando la mar de entretenido y no te asustan las escenas sangrientas... pues es un pasatiempo perfectamente disfrutable.

Firma: Oriol Hernández.
@Oriol_TW

🎬 VOD