FANTASIA - The Reckoning review


Tras la muerte de su marido Joseph, Grace debe luchar contra los elementos y la sociedad para seguir manteniendo la granja que tenían alquilada. Grace rechaza los avances sexuales del malvado terrateniente Pendleton y por ello este le acusará de brujería. ¿Podrá Grace demostrar su inocencia o caerá ante los siniestros Witchfinders?
Tras la muerte de su marido Joseph, Grace debe luchar contra los elementos y la sociedad para seguir manteniendo la granja que tenían alquilada. Grace rechaza los avances sexuales del malvado terrateniente Pendleton y por ello este le acusará de brujería. ¿Podrá Grace demostrar su inocencia o caerá ante los siniestros Witchfinders?

Título original: The Reckoning

Año: 2020

Duración: 110 min.

País: Reino Unido, Estados Unidos

Director: Neil Marshall

Guion: Edward Evers-Swindell, Charlotte Kirk, Neil Marshall

Música: Christopher Drake

Fotografía: Luke Bryant

Reparto: Charlotte Kirk, Joe Anderson, Sean Pertwee, Steven Waddington


Dos horas de diversión y violencia sin prejuicio.

Tengo mis peros respecto a la carrera de Neil Marshall. Siendo para mi The Descent su mejor película hasta la fecha, siempre me da la impresión que apunta pero no acierta; y aun así admiro su capacidad de transmitir la violencia y sobre todo que sea capaz de llevar adelante una locura como Doomsday.


Tras la muerte de su marido Joseph, Grace debe luchar contra los elementos y la sociedad para seguir manteniendo la granja que tenían alquilada. Grace rechaza los avances sexuales del malvado terrateniente Pendleton y por ello este le acusará de brujería. ¿Podrá Grace demostrar su inocencia o caerá ante los siniestros Witchfinders?

The Reckoning podría resumirse como un crossover entre Black Death de Christopher Smith y The Pit And The Pendulum de Stuart Gordon, todo mezclado con dosis de feminismo al estilo de Marshall (mujeres peleonas, en este caso con espadas); de la primera tomaría la ambientación sucia y el trasfondo de la peste mientras de la segunda encontraríamos esos interiores que se ven fantásticos, aunque den sensación de cartón piedra, y a la connivencia entre brujería e inquisición. Vaya por delante que no estoy cargando contra Neil Marshall ya que valoro positivamente las películas anteriores.

Pero la sensación que no me quité durante todo el visionado es que estaba ante un Marshall contenido para el que The Reckoning es un back to basics tras el fiasco de Hellboy; ésta es una película pequeña, y mejor funciona cuanto más pequeña es. La cámara de Neil Marshall es capaz de hacernos tragar ruedas de molino del guion escrito a seis manos entre el propio director junto a Charlotte Kirk  - que se reserva el papel principal - y Edward Evers-Swindell, y es que se toman demasiado tiempo para presentarnos a la protagonista cuando en el minuto quince ya se sabe por dónde van los tiros, y este es mayor pero que encontramos en The Reckoning: es (otra vez) una reivindicación de las mujeres fuertes en lucha contra un heteropatriarcado que las tortura por no conseguir trato carnal. Sé que esto ha pasado, pasa y pasará, pero los personajes masculinos son extremadamente crueles y/o estúpidos – a excepción del interés amoroso de la protagonista - como si no se hubiera intentado buscarles algo de bidimensionalidad.

The Reckoning es un divertimento de principio a fin y tomársela en serio resultaría absurdo, pero a pesar de sus dos horas deja la sensación de encontrarnos ante el resumen de algo mucho más largo ya que hay personajes que entran y salen, un flashback forzadísimo con el origen de un personaje, tramas que arrancan y luego desaparecen… Pero cuanto más se aleja la historia de lo realista, más divertida es y más se nota disfrutar a Marshall.


Como productora y guionista, Charlotte Kirk se reserva el papel protagonista – increíble lo mal que lo pasa y lo hermosa que siempre luce – y bueno, en fin, no podemos hablar de una interpretación de primera; Joe Anderson, como su difunto esposo, tiene poco papel pero sus apariciones siempre acarrean giros de la historia. Sean Pertwee y Steven Waddintong son los malvados personajes masculinos con algo mas de relevancia.

Si buscas una película seria, aparca The Reckoning para otro momento, pero si te gustan las películas con ese falso aire a realismo, los divertidos estallidos de violencia marca de Neil Marshall, acércate sin miedo y las dos horas se te pasarán volando.

Firma: Javier S. Donate.

🎬 VOD