The Return of The Living Dead review


Viernes tarde en esta empresa de recambios médicos, el primer día de trabajo para Freddy se convierte en un infierno al liberarse un gas terrible que devuelve la vida a los muertos. Ignorando esto, sus amigos y novia esperan a que Freddy salga del trabajo, ¿Dónde? Pues en el cementerio que hay justo al lado de donde se ha escapado el gas.

Título original: The Return of The Living Dead

Año: 1985

Duración: 91 min.

País: Estados Unidos

Director: Dan O’Bannon

Guion: Dan O’Bannon

Fotografía: Jules Brenner

Música: Matt Clifford

Reparto: James Karen, Clu Culanger, Don Calfa, Linnea Quigley, Brian Peck, Thom Mathews.


Una joya absoluta que mejora a cada visionado.

Resulta curioso que en la historia de los zombis esté escrita con letras de fuego La Noche de los Muertos Vivientes de George A. Romero y sus siguientes entregas y, aunque hay películas muy destacables de muertos vivientes – 28 Días Después son infectados, no zombis - no es hasta que Zack Snyder firma El Amanecer de los Muertos en el 2004 que no se habla de los zombis 2.0 y la resurrección de este género.


¿Y nadie menciona El Regreso de los Muertos Vivientes como la película de zombis más innovadora – y aún no superada - en décadas?

Viernes tarde en esta empresa de recambios médicos, el primer día de trabajo para Freddy se convierte en un infierno al liberarse un gas terrible que devuelve la vida a los muertos. Ignorando esto, sus amigos y novia esperan a que Freddy salga del trabajo, ¿Dónde? Pues en el cementerio que hay justo al lado de donde se ha escapado el gas.

Va a ser una noche muy larga y aún puede empeorar si los zombis escapan del cementerio.

El regreso de los muertos vivientes, la ópera prima de Dan O’Bannon, guionista de clásicos del género como Muertos y Enterrados o Alien por poner dos ejemplos, es lo que yo defino como Estados de Gracia: el diseño de William Stout es maravilloso, ese cementerio Resurrección donde se amontonan lápidas, el increíble trabajo de Tony Garnerd en efectos prostéticos, la fotografía de Jules Brenner… Los aciertos se acumulan en una cinta que mejora con cada visionado.

El guion del propio O’Bannon no solo es respetuoso con el trabajo de Georges A. Romero y John Russo – quien por cierto escribió la primera versión del guion y solo mantuvieron el titulo – ya que El Regreso… puede situarse dentro de la cronología zombi, sino que va más allá y antecede muchos elementos que Romero tomaría con el tiempo como unos muertos vivientes que pueden llegar a comunicarse o volver a sus lugares de inicio. Independientemente de considerarme un fan absoluto de esta película, sería injusto no hacer un listado objetivo de todos los aciertos que encontramos: la explicación de por qué los muertos vivientes atacan a los humanos, la razón del primer levantamiento, por qué creció tan rápido el número de zombis entre La Noche de los Muertos Vivientes y El Amanecer de los Muertos Vivientes. ¿Seguimos? La creación de los primeros zombis con cara y nombre: Tarman y Trash; y no olvidemos que aquí los zombis corren – 19 años antes de la película de Zack Snyder – aparte de ser la primera Zombedy de la historia del cine.


Cada actor y actriz implicados en el rodaje tiene su momento de gloria aunque son el clásico James Karen y la Scream Queen Linnea Quigley quienes más salieron beneficiados, sobre toda la segunda gracias a su icónico personaje Trash y su baile desnuda sobre las tumbas; pero sería injusto no hablar de Don Calfa o Clu Culanger por el lado de los veteranos o Thom Mathews y Brian Peck en lo relativo a los jóvenes.

Terror, diversión, desnudos femeninos gratuitos, canciones chulas, personajes absurdos pero memorables, pocos escenarios repletos de encanto, los zombis como una amenaza imparable… ¿Necesitas que siga enumerando? Porque podría pasarme el día entero escribiendo una carta de amor a esta joya olvidada.

Bueno, solo añadiré una cosa: manden más ambulancias.

Firma: Javier S. Donate.