Behind You review


Olivia y Claire son dos hermanas que van a parar a casa de su tía, tras la muerte de su madre y a la espera que llegue su atareado padre. Pronto se dan cuenta de que todos los espejos de la mansión están tapados. Lo que seguramente haríais vosotros es lo que hacen ellas, destaparlos, lo que les lleva a presenciar la aparición de un demonio no muy bien intencionado.

Título original: Behind You

Año: 2020

Duración: 86 min.

País: Estados Unidos

Director: Andrew Mecham, Matthew Whedon

Guion: Andrew Mecham, Matthew Whedon

Música: Christian Davis

Fotografía: Benjamin Alfred

Reparto: Addy Miller, Elizabeth Birkner, Jan Broberg, Philip Brodie, Aimee-Lynn Chadwick, Sterling Evans


Intento fallido de provocar miedo.

Que los espejos den mal rollo depende, en principio, del careto que reflejen. Si eso sucede recién levantados, creemos que puede ser algo terrorífico, y no lo digo por mí, ¿o sí?, en fin, dejémonos de temas personales y hablemos de Behind You, un film muy irregular que tiene en ese elemento del mobiliario un aliado para intentar provocar pánico, cosa que consigues en contadísimas ocasiones.


El vaivén en que se mueve la historia nos hace asistir perplejos a una serie de imágenes que vanamente intentamos juntar para encontrar algo de coherencia. No es que la historia sea insulsa, al contrario, pero crea mucha confusión en el espectador, tanta que no llega a perdonar según qué situaciones, cosa que muchas veces hacemos por estar pasándonoslo en grande.

Olivia y Claire son dos hermanas que van a parar a casa de su tía, tras la muerte de su madre y a la espera que llegue su atareado padre. Pronto se dan cuenta de que todos los espejos de la mansión están tapados. Lo que seguramente haríais vosotros es lo que hacen ellas, destaparlos, lo que les lleva a presenciar la aparición de un demonio no muy bien intencionado.

Lo atractivo de la historia queda encallado en la justita definición de los personajes, que pasan de buenos a malos, y viceversa, sin demasiadas explicaciones. Somos admiradores, en general, de las vueltas de tuerca cinematográficas, pero en esta ocasión no llega ni a eso. Tan pronto la tía Beth es más mala que matar a un padre, como de repente pasa a ser el ser más entrañable y cariñoso del mundo.

El guion, por lo tanto, es muy confuso y falto de fuerza. El hecho de que casi toda la acción transcurra en la mansión tampoco ayuda. Notamos a faltar algo más de oxígeno y amplitud, ya que si se hubiera metido de lleno en la claustrofobia tendría un pase, pero ni eso. Esa falta de definición y la extraña mezcla entre giros de guion, claustrofobia, fantasmas, demonios, posesiones, casa encantada y terroríficos espejos, hace que resulte dispersa y superficial.


Entre las cosas positivas a destacar, aparte de las interpretaciones que comentaremos a continuación, están la fotografía a cargo de Benjamin Alfred que se mueve, en cuanto a iluminación, en diferentes ambientaciones muy bien realizadas, y la envolvente banda sonora, a cargo de Christian Davis.

Addy Miller y Elizabeth Birkner encabezan el reparto, añadiendo a sus personajes cordura y sensatez, cosa que se nos antoja tuvo su dificultad. Les secundan Jan Broberg en un ambivalente papel y Philip Brodie, los cuales creemos que tuvieron que hacer un gran esfuerzo para dotar a sus roles de algo de credibilidad.
Para finalizar comentar que puede que a alguno se les hagan eternos sus escasos ochenta y seis minutos de duración, algo poco usual hoy en día. Esto, que en ocasiones alabamos, en Behind You pasa totalmente desapercibido. Para amantes del terror ultrasoft.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan