Judy & Punch review

Judy y Punch son una pareja de marionetistas con grandes habilidades que podrían apuntar bien alto, pero por desgracia, la fortuna debido a la adicción de Punch por el licor no les acompaña. Tanto es así que cuanto más bebe más empeoran las cosas hasta llegar a irreversibles consecuencias que harán que Judy tenga que luchar para no perderlo todo.

Título original: Judy & Punch

Año: 2019

Duración: 105 min.

País: Australia

Director: Mirrah Foulkes

Guion: Mirrah Foulkes

Música: François Tétaz

Fotografía: Stefan Duscio

Reparto: Damon Herriman, Mia Wasikowska, Benedict Hardie, Eddie Baroo, Virginia Gay, Tom Budge, Amy Christian, Don Bridges, Terry Norris


Un cuento de marionetas y brujas.

Desde Australia nos llega un cuento de marionetas contada con audacia y sátira, impecablemente interpretada estamos ante una película con buena banda sonora y una ambientación destacable.


Judy y Punch son una pareja de marionetistas con grandes habilidades que podrían apuntar bien alto, pero por desgracia, la fortuna debido a la adicción de Punch por el licor no les acompaña. Tanto es así que cuanto más bebe más empeoran las cosas hasta llegar a irreversibles consecuencias que harán que Judy tenga que luchar para no perderlo todo.

Fantástico arranque y de gran sutileza el hacer uso de las marionetas para dar inicio e introducción a la historia. Un elemento que junto al derroche de arte en el speech que promulga Mia Wasikowska en la piel de Judy, en un entorno de magníficos pueblerinos bien vestidos por parte del departamento correspondiente y la iluminación de Stefan Duscio, nos hayamos sin tiempo para dudar en el pueblo de Seaside con la atención puesta al espectáculo de marionetas que estamos apunto de presenciar.

Ópera prima como directora de la actriz Mia Wasikowska que tras filmar tres cortos ha decidido emprender este nuevo reto tras la cámara, en un aprobado de sobras por el gran desarrollo de la historia además de una dirección solvente que no desencaja en ningún momento respecto a lo que se pretende explicar en este cuento escrito por ella misma. Como única crítica negativa decir que se excede tanto en la repetición de ciertas reivindicaciones que termina por distanciarnos de la historia que nos mantiene frente a la proyección, algo más de soltura y naturalidad habrían dejado de manera mucho más clara el mensaje que esta película trae en el interior mismo de la historia original de marionetas.


Cabe destacar que esta película no podría funcionar si no hubiera sido por la atmósfera cercana y la magnífica interpretación de la señalada protagonista así como del actor Damon Herriman encargado de dar vida a Punch, o de la mayoría de extras de los cuales no podría mencionar solo dos o tres.

Una historia sobrecogedora que nos cuenta realidades pasadas y actuales realmente incómodas, una historia de maldad, pero también de piedad, venganza, concienciación, evolución y orgullo.

Firma: Gerard FM.
@tmagerard