Come to Daddy review


Norval tiene una vida anodina, aún vive con su madre y se las pasa entrando y saliendo de terapias de rehabilitación para alcohólicos. Pero su vida cambiará cuando recibe una misteriosa carta de su padre, el cual lo abandonó cuando era niño. Sin nada que perder se embarca en un viaje para reencontrarse con su ausente padre. Norval pronto se dará cuenta que esta supuesta idílica reunión familiar dista mucho de sus expectativas. Lo que aún no sabe es que su vida está a punto de dar un giro de 180 grados y que su padre guarda más de un secreto.

Título original: Come to Daddy

Año: 2019

Duración: 93 min.

País: Canadá

Director: Ant Timpson

Guion: Toby Harvard, Ant Timpson (idea)

Música: Karl Steven

Fotografía: Daniel Katz

Reparto: Elijah Wood, Stephen McHattie, Garfield Wilson, Ona Grauer, Michael Smiley, Martin Donovan, Madeleine Sami, Simon Chin


Una de las películas del año.

Estamos ante una de las películas de terror del año. Estoy seguro que por allá donde pase dará mucho que hablar y es que no es para menos. Sin lugar a dudas el trabajo tras la dirección de Ant Timpson es de gran elogio. Consigue mezclar varios géneros como el terror, sobrenatural, comedia negra, drama, suspense... todos ellos conviven de manera única en esta cinta. Vamos que puede que te guste más o menos, pero desde aquí puedo afirmar que no dejará indiferente a nadie.


Norval tiene una vida anodina, aún vive con su madre y se las pasa entrando y saliendo de terapias de rehabilitación para alcohólicos. Pero su vida cambiará cuando recibe una misteriosa carta de su padre, el cual lo abandonó cuando era niño. Sin nada que perder se embarca en un viaje para reencontrarse con su ausente padre. Norval pronto se dará cuenta que esta supuesta idílica reunión familiar dista mucho de sus expectativas. Lo que aún no sabe es que su vida está a punto de dar un giro de 180 grados y que su padre guarda más de un secreto.

Sinceramente estoy impresionado con este debut, pues como dije antes Ant Timpson se pone tras los mandos de esta alocada aventura protagonizada por un sobresaliente Elijah Wood. Me encanta pensar cómo a partir de una loca idea del director, Toby Harvard ha creado este endiablado guion. Digo endiablado porque cuando veáis cómo avanza el metraje entenderéis que esta es la mejor palabra para definir esta peculiar aventura.

Algo que hace única a esta cinta es que como espectador sientes esa mosca detrás de la oreja, como que algo está a punto de suceder, y esto sucede a cada momento. Y a pesar de estar rodeados de paisajes idílicos y la mayor parte de la acción sucede en un lugar que cualquiera de nosotros querría pasar unas buenas vacaciones... nunca estás del todo seguro, como su protagonista Norval, siempre vas a estar con esa sensación de inseguridad. Precisamente ese es el gran juego, al que apuesta el director, mantener al espectador mareado y con el temor en el cuerpo durante todo el metraje.


Pero esta película no es grande solo al gran trabajo de su protagonista y su director, pues Elijah no está solo en pantalla y todos los actores que aparecen a lo largo de la cinta están a un nivel estelar. Por mencionar algunos nombres tenemos a un inquietante Stephen McHattie en el papel de Gordon. O el papelón que se marca el señor Michael Smiley (Kill List), tan pintoresco como peligroso. Cierto es que todo este elenco de peculiares personajes me recuerda a algunos de esos también personajes únicos que los hermanos Cohen nos regalan en sus películas.

Me parece acertadísima la evolución o mutación por varios géneros que va sufriendo la cinta, aunque con el terror como eje central. Vamos, Come to Daddy va a ser una de las películas que más vamos a oír hablar durante esta recta final de 2019. Pero antes de acabar quiero reivindicar el gran papel que hace Elijah Wood, de los mejores de toda su carrera, pero sobre todo volver a insistir en que hay que seguir muy de cerca los futuros trabajos de este director, si sigue por este mismo camino pronto volveremos a oír hablar de él.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW