Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 31 de julio de 2017

Dead Shack review


Título original: Dead Shack

Año: 2017

Duración: 85 min.

País: Canadá

Director: Peter Ricq

Guión: Phil Ivanusic, Davila LeBlanc, Peter Ricq

Fotografía: Christopher Charles Kempinski

Música: Humans

Reparto: Lizzie Boys, Lauren Holly, Donavon Stinson, Gabriel LaBelle, Cameron Andres, Taylor St. Pierre, Hannah Rochelle Burr, Valerie Tian, June B. Wilde


Modern Family versión gore.

Es de todos sabido que el cine se puede tomar de muchas maneras y que hay momentos que apetecen trabajos de un tipo o de otro. Hay días que te apetece un drama histórico, otros una comedia estúpida, hay momentos para películas más románticas y otros para superproducciones de acción frenética. Para la película que hablamos aquí el momento ideal es para verlo en compañía de amigos, con unas cuantas botellas y poder relajarse con una película desenfadada, sencilla y totalmente satisfactoria.


Una familia va a pasar el fin de semana a una casa barata en medio del bosque. Mientras los adultos se relajan jugando a las cartas, los más jóvenes salen a explorar la zona. En esas estamos cuando encuentran el hogar de los vecinos mientras estos devoran a un par de chavales.

El título de la review no es gratuito, antes de que el argumento empezara a desarrollarse (que tampoco lo hace mucho) pensaba que se trataba de descartes de episodios de Modern Family, pues estamos ante una comedia algo más gamberra pero de estilos similares, y cuando la sangre y el gore empiezan a correr, y lo hace en grandes cantidades, el humor no solo no desaparece si no que se acentúa con esa mezcla tan utilizada y que tan bien combina. No estamos ante una gran película, las interpretaciones no son la gran cosa (alguna en concreto es ciertamente mala), el argumento no tiene ni pies ni cabeza, y aunque hay momentos de acción estas no son alucinantes precisamente. Pero indudablemente tus amigos y tú os lo pasaréis bien con esta producción.

Debuta el canadiense Peter Ricq tras dirigir el documental Come Together (2016) y crear un par de series infantiles, The League of Super Evil (2009) y Freaktown (2016), además también escribe el guión junto a Phil Ivanusic y Davila LeBlanc, colaboradores habituales del director. En términos de guión no hay mucho que criticar, la película sabe lo que pretende y cuales son sus limitaciones, está plagada de gags divertidos y tiene gore no muy creativo pero si satisfactorio. Donde quizás si que pudiera haber dado un poco más de si es en las escenas de acción, bastante sosas y con coreografías no demasiado ensayadas. Destaca la banda sonora que recuerda mucho a la entrada de la serie Stranger Things. En cuestión de reparto los que más minutos están en pantalla son chicos muy jóvenes con apenas carrera a sus espaldas, Lizzie Boys (iZombie) es la que destaca entre ellos aunque su personaje está poco explotado. El que si que se luce es el personaje de Donavon Stinson (Dead Rising: Endgame, The X Files: I Want to Believe) muy divertido y carismático que solo se le echa en falta más minutos en pantalla.


Una película que tiene cosas de la mencionada serie cómica, tiene un poco de The Walking Dead, de Scouts Guide to the Zombie Apocalypse, algo de Evil Dead... en definitiva es una cinta para pasar un rato divertido sin hacer trabajar demasiado la cabeza y de paso reunirte con los amigos.

Firma: Oriol Hernández.