Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 23 de junio de 2017

Deep in the Wood review


Título original: In Fondo al Bosco

Año: 2015

Duración: 92 min

País: Italia

Director: Stefano Lodovichi

Guión: Isabella Aguilar, Stefano Lodovichi, Davide Orsini

Música: Riccardo Amorese

Fotografía: Benjamin Maier

Reparto: Filippo Nigro, Camilla Filippi, Giovanni Vettorazzo, Teo Achille Caprio, Stefano Pietro Detassis, Maria Vittoria Barrella, Roberto Gudese, Luca Filippi, Alessandro Corabi


Demonios vistos a través de la mirada de un niño.

Nos encontramos en muchas ocasiones que en el mundo del cine el drama invade otros géneros. Hablando de lo que más nos interesa vamos a hablar de la invasión en el terror. Toda historia terrorífica esconde detrás una trama que, quiérase o no, cumple con la premisa principal, si definimos drama como cualquier suceso de la vida que puede conmover con intensidad.

Voy a poner algunos ejemplos de esas simbiosis entre géneros. Para empezar Los Otros (The Others. Alejandro Amenábar, 2001), seguimos con Entrevista con el Vampiro (Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles. Neil Jordan, 1994) y acabamos con Déjame Entrar (Låt den rätte komma in. Tomas Alfredson, 2008). Hay muchas más, pero se haría un poco cargante.

En Deep in the Wood esto se magnifica, pero no en el sentido de convertirse en un melodrama, que sería lo mismo que lo anterior pero acentuando esa intensidad, sino que lo usa sin miramientos para explicarnos una historia donde el mal lo tenemos en las narices. Otra cosa que influye en ese acercamiento entre géneros es la manera de hacer cine de un gran país, cinematográficamente hablando, como Italia.


La historia vista así por encima, no tiene más complicaciones. Un niño desaparece, parece que esto, por terrible que sea, no genera mucha expectación. El elaborado guion se encarga de que todo empiece a girar y que sorpresa tras sorpresa se llegue a un final algo edulcorado pero, al mismo tiempo, justificado.

En el invierno de 2010, en los Dolomitas italianos, Tommi, un niño de 4 años, desaparece durante la celebración de una fiesta ancestral. Al cabo de cinco años aparece un niño sin nombre, el ADN del cual coincide con el de Tommi. Manuel, el padre, acoge con gran cariño a su hijo, en cambio la madre, Linda, parece que no las tiene todas consigo. ¿Es realmente Tommi su amado hijo?

Interesante film que ronda el terror. Su poca decisión a la hora de adentrarse sin miramientos en nuestro género favorito, le va en su contra. Tampoco esperábamos ver demonios con caras que asusten, pero algo más de truculencia hubiera sido de agradecer. Salva esa no muy buena impresión su guión, como ya hemos comentado con anterioridad. La dirección cuenta con un buen ritmo, ayudada en este punto, con su justo metraje.

Destacar la excelente música de Riccardo Amorese. Tenue y sencilla, nos lleva de la mano durante toda la duración del film, con alguna que otra pegadiza canción.


En el apartado interpretativo destacar a Filippo Nigro, en el papel de Manuel. Su magnetismo queda de manifiesto desde el primer al último minuto. Le secundan Camilla Filippi, como Linda, Giovanni Vettorazzo (La Pasión de Cristo. Mel Gibson, 2004) en el papel de abuelo y Stefano Pietro Detassis como comisario.

Película que encantará a todos los amantes de un cine que se nos antoja muy próximo con alguna que otra moraleja. Que sea necesaria o no va a gusto de cada uno.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan