Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 1 de septiembre de 2016

Therapy review


Título original: Therapy

Año: 2016

Duración: 96 min.

País: Francia

Director: Nathan Ambrosioni

Guion: Nathan Ambrosioni

Música: Céline di Simone

Fotografía: Fabrice Ambrosioni, Nathan Ambrosioni, Luna Belan

Reparto: Nathalie Coutourier, Rémy Jobert, Vanessa Azzopardi, Luna Miti, Shelley Ward, Julien Croquet, Julie Venturelli, Tania Rieu, Cédric Spinassou.


Asfixiante, claustrofóbica y perturbadora.

Voy a intentar abstraerme de los condicionantes que rodean a esta cinta, lo que no quiere decir que no los explique. De films found footage los hemos podido degustar de todos los colores, tramas y maneras. Tenemos todavía grabado en nuestra retina un producto de la calidad de Victoria de Sebastian Schipper, la manera como está rodado en principio marca un poco nuestra predisposición a lo que verdaderamente importa, que es ver una buena película.

En el caso de Therapy el antecedente que llama más la atención es la edad de su director Nathan Ambrosioni. Dieciséis años le contemplan, edad en la que la mayoría de sus coetáneos todavía están jugando a las videoconsolas.

Volvamos otra vez al principio. La abstracción está en mi mente y lo primero que tengo que decir es que es una gran película. Estoy seguro que más de uno estará pensando: “pero si en films cámara en mano está todo inventado”. Pues no. Esa tenue sensación de déjà vu se difumina rápidamente al visionar unas imágenes sesgadas, casi mareantes, que nos llevan directamente al callejón sin salida de la angustia. Su ritmo trepidante y sin tregua nos lleva a pasar realmente miedo.


Su simplicidad engaña a primera vista. El manido: “un grupo de adolescentes que pasan un fin de semana en el campo es atacado por un loco descerebrado”, se desmorona a medida que va transcurriendo el metraje. La historia se torna espesa y te mantiene alerta, como tiene que ser.

El guardia nocturno de un terreno en el cual se tiene que construir un campo de golf, descubre casualmente un equipo de video en una casa abandonada, en las paredes de la cual se ven todo tipo de manchas de sangre. La policía investiga. De entrada parece que esas grabaciones no contienen nada de anormal. Conforme van avanzando en su visionado se dan cuenta de que todo da un giro de pesadilla. En juego, aunque ellos no lo crean, está su propia vida.

No penséis que a pesar de su juventud Therapy es el debut de Nathan Ambrosioni, en 2014 ya se estrenó con el largometraje Hostile, lo que da fe de su precocidad. La dificultad técnica todavía engrandece más su figura. Grupo actoral extenso, rodaje en espacios minúsculos con la mayoría de escenas en planos nocturnos, buen dominio de las cámaras y un guión que, salvando alguna que otra incongruencia, es muy efectivo. Le sale un producto redondo y que dará que hablar. De eso se trata, existir o no existir en un mundo con tanta competencia como el cinematográfico.

Nombrar a los integrantes de la fotografía: Fabrice Ambrosioni, Nathan Ambrosioni y Luna Belan, el motivo de tanto nombre no os lo puedo decir, mejor que los descubráis vosotros mismos.


Las interpretaciones son muy correctas. Empezamos con Nathalie Coutourier en un papel dramático que parece hecho a su medida. Seguimos con Shelley Ward como personaje algo desquiciado. Del resto del elenco nombraré a Julien Croquet, como héroe de tres al cuarto y a Cédric Spinassou por su vis cómica. Casi se me olvida, Nathan Ambrosioni tiene un pequeño papel, ¡lo que faltaba!

Si pensáis que lo habéis visto todo, esperad a ver Therapy, no os defraudará, la tensión que provoca es algo que encontrábamos a faltar últimamente.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan