Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 1 de julio de 2016

Triangle review


Título original: Triangle

Año: 2009

Duración: 99 min.

País: Australia

Director: Christopher Smith

Guión: Christopher Smith

Música: Christian Henson

Fotografía: Robert Humphreys

Reparto: Melissa George, Michael Dorman, Henry Nixon, Liam Hemsworth, Rachael Carpani, Emma Lung, Joshua McIvor, Jack Taylor


La película que hará explotar tu cabeza.

En tus viajes por internet, ¿has escuchado alguna vez la expresión “Mindfuck”? Es cuando aparece una imagen, una adivinanza o una expresión que a priori no le ves nada raro hasta que aparece ese pequeño elemento que te hace alucinar y te cambia toda la perspectiva. Por el mundo hay muestras de estas por todas partes, desde fotos con algún elemento escondido hasta artículos con un segundo mensaje si sabes leer entre líneas. Te aseguro que Triangle es la película “Mindfuck” definitiva, incluso por encima de Coherence o Primer. Si las has visto entonces entenderás que esto son palabras mayores.

Jess y un grupo de amigos salen con el barco de uno de ellos para pasar el fin de semana relajándose. Pero a las pocas horas una tormenta les hará naufragar y se verán atrapados y a la espera de ayuda. Al cabo de un rato aparece un enorme barco completamente desierto.

Es una película que exige mucho al espectador, lo que al principio parece un slasher al uso se va transforma en algo más (infinitamente más) enrevesado que pondrá al límite tu capacidad de adaptación y raciocinio, y es que la manera correcta de ver Triangle sería con un boli y una libreta para los apuntes, y de seguro que necesitarás más de un visionado para su total comprensión. Y aunque deducirás por donde van a ir los tiros una vez empieza la dinámica, esta va a llegar mucho más lejos de lo que parece en un principio.


Dirige y escribe Christopher Smith, realizando siempre películas de género como Creep o Desmembrados, aunque Triangle es mucho más de suspense y ciencia ficción que de terror que, de hecho, es prácticamente nulo. En la dirección está acertado con su diabólico ritmo pero hay por ahí algún fallo de raccord que precisamente en esta película tiene un poco más de delito. Pero donde tiene mucho más mérito es en lo enrevesado de su argumento que, aunque parezca en un principio que si, esta no tiene fisuras (dentro de su lógica). Los acontecimientos que suceden están blindados pero para percatarte de ello has de entender completamente el argumento, cosa muy difícil con un solo visionado. El protagonismo total es para la preciosa Melissa George (30 días de noche, Turistas) con una interpretación muy buena pasando de heroína a villana en cada cambio de escena, el resto del reparto es mucho más plano, tienen su importancia dentro del argumento pero su profundidad como personajes es casi inexistente.


Repito que esta es una película que hay que ver varias veces para comprenderla en toda su dimensión. Con un argumento de los más densos y un desarrollo de los más extraños que recuerdo en una película, pero con todo eso es diabólicamente entretenida y una vez entras en el juego es extremadamente absorbente. Muy recomendable si estás en paz y con ganas de comerte la cabeza, si has pasado un mal día y vienes de los nervios prueba otra cosa más ligera.

Firma: Oriol Hernández.