Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 10 de mayo de 2016

Entrevista a Jay Lender y Micah Wright directores de They're Watching


Jay Lender y Micah Wright se conocieron, recién licenciados, mientras trabajaban en animación para televisión, donde escribían, dirigían, creaban y componían canciones para programas como Bob Esponja, Los castores furiosos, ¡Oye Arnold!, y Phineas y Ferb. Han escrito y diseñado en más de 50 videojuegos, incluidas las exitosas franquicias de Call of Duty, Transformers, y Looney Tunes. Han escrito seis novelas gráficas, y varias películas, y han ganado dos premios por su trabajo de Realidad Virtual para Samsung... y ¡están justo detrás de ti! ¡CORRE!

¿Cuánto tiempo ha durado el rodaje y donde habéis rodado?

Tardamos veintidós días para rodar la película, los exteriores los rodamos en el lago Snagov en Rumania. El interior lo rodamos en un antiguo restaurante que convertimos en casa. Rodamos las escenas del sótano en un apartamento de Bucarest que simulamos que era el interior de la casa de campo.

¿Cómo ha sido convertir la casa destruida en una casa habitable?

¡A todo el mundo le encanta esta historia!
Inicialmente la casa era un restaurante abandonado que frecuentaba el dictador de Rumania y sus allegados más cercanos, cuando cayó el muro de Berlín y Ceaucescu fue ejecutado en directo en televisión, ese lugar se convirtió en un sitio donde nadie quería ir. Cuando la fuimos a visitar desde fuera parecía mucho a una casa de campo, y dijimos “si le hacemos unos arreglos y ponemos una chimenea falsa, colocamos unas ventanas de madera podría parecer una casa. Confiamos en el hombre que nos dijo que sería posible realizar estos cambios, así que para la primera parte de la película la vaciamos de la basura que había, plásticos y botellas en general, también pintamos para borrar los grafitis y finalmente la llenamos con runa para que realmente pareciera una casa derruida. Nosotros convertimos el restaurante en una casa de campo. La parte del rodaje con la casa derruida tardó solo un día.  Y construimos el granero de cero, ya que no existía.
Todo se hizo con el tiempo justo, mientras rodábamos la pintura todavía estaba húmeda y algunas partes de la casa se estaban terminando de hacer por parte de los operarios, de tal manera que cuando rodábamos tenían que estar quietos y en silencio, y cuando decíamos “corten” inmediatamente se escuchaban golpes de martillo, cortes de sierra y ruido en general. El equipo de construcción siempre iba un paso por delante. La casa solo tiene una habitación y para la película necesitábamos dos, así que lo que hicimos es poner dos puertas en el pasillo, primer rodamos todas las escenas de uno de los cuartos y después desmontamos, pintamos y pusimos nuevos muebles para que pareciera otra habitación y así poder rodar las secuencias en una habitación diferente.
Gran parte de la película se rueda en un sótano, pero la casa no tiene, así que tuvimos que elevar el suelo unos treinta centímetros, para que cuando al entrar por la puerta que va al sótano sea falso y al hacer que entraban los actores tenían que ir agachando su cuerpo para crear ese efecto. Utilizando un fondo negro conectamos la secuencia rodada en la entrada al sótano de la casa con las escenas rodadas en Bucarest en un apartamento que recreamos como el sótano de la casa.

Habladnos de los actores en especial de Vladimir

Vladimir Filat interpretado por Dimitri Diatchenko en realidad es de Florida, su padre es Ucraniano y su madre es de Florida donde fue criado. Habla perfectamente el ruso y es curioso porqué es un tipo duro y nadie sabía que es un actor tan cómico hasta que lo vieron en nuestra película. Es el personaje favorito de todo el mundo.
El resto de reparto es famoso por trabajar en series televisivas en EEUU y los seguidores del terror de otros países no conocen a estos actores. Son buenos actuando y al no ser famosos dentro del género es ventajoso porque nadie piensa que no los podremos matar en cualquier momento por ser alguien famoso.
El personaje de Alex lo escribimos pensando en Shaggy de la serie Scooby Doo, fue interpretado por Kris Lemche después de entrevistar a treinta personas que lo hicieron muy bien apareció Kris y en la prueba me pareció el típico tío que habla demasiado, interpreto algo que no habíamos escrito en el guión pero nos gustó, vimos que funcionaba.

¿Cómo de difícil ha sido rodar las escenas con efectos digitales del final del film?¿Habéis utilizado un dron?

Teníamos mil monos entrenados de antemano que nos ayudaron (risas). Sé perfectamente a qué escena te refieres, utilizamos una grúa en que el cámara era movido por el equipo. En la próxima película queremos utilizar drones.

¿Estando especializados en escribir guiones de dibujos y videojuegos, como ha sido de difícil escribir el guión de una película?

Ambos como escritores y directores somos muy duros, y Hollywood te quiere meter en una caja y etiquetarte, si tú eres un director de romances harás romances y nada más y si haces película de acción harás películas de acción y no las harás de romances y así con el resto de géneros. Así que nosotros no queríamos ser etiquetados y resistimos porque no queremos hacer siempre el mismo tipo de trabajo. Lo realmente importante es contar una buena historia, el género en si no importa, en esta película al inicio es un reality show, después es una comedia del lugar de trabajo y en la recta final es un thriller de supervivencia con elementos de terror puro, para terminar nuevamente en comedia. Representa lo que queremos hacer, en cierto modo sería más fácil hacer una versión más directa de la peli en plan supervivencia, pero perderíamos los elementos que queremos contar y no lo haría interesante.

¿Cuáles son vuestros planes en el futuro?

Si esta película gana “pasta” nos gustaría hacer una secuela que continuara por donde ha terminado esta, con uno de los actores, el cual al preguntarle respondió que haría veinte secuelas de esta película.

¿Cuál es vuestra película de terror favorita?


Ambos responden al unánime The Thing de John Carpenter. Micha Wright añade que no solo cree que sea la mejor película de terror, sino también una de las diez mejores películas de todos los tiempos.