Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 8 de septiembre de 2016

31 review


Título original: 31

Año: 2016

Duración: 102 min.

País: Estados Unidos

Director: Rob Zombie

Guión: Rob Zombie

Música: John 5

Fotografía: David Daniel

Reparto: Sheri Moon Zombie, Meg Foster, Jeff Daniel Phillips, Elizabeth Daily, Malcolm McDowell, Sandra Rosko, Daniel Roebuck


El Rob Zombie más oscuro y violento.

Si algo ha tenido el director Rob Zombie a lo largo de toda su carrera cinematográfica ha sido polémica, el nivel de defensores y detractores varía según sus producciones pero tanto unos como otros siempre están ahí presentes. Por eso siempre que se habla de un film del director americano se debe ir con cuidado antes de que sus legiones se abalancen sobre ti. Personalmente me suele gustar la estética y ritmo que imprime en sus películas pero he de reconocer que en contrapartida también ha firmado algún título digno de olvidar como mínimo. Y ahora llegamos a 31, su última obra, esta vez sí, el señor Rob Zombie vuelve a reencontrarse con el camino del buen hacer.

Un grupo de amigos circenses está de viaje con su autocaravana cuando, en mitad de la noche, se verán asaltados por varios enmascarados. Al despertar se darán cuenta que son víctimas de un macabro juego, en el cual sus vidas sirven como apuesta entre gente retorcida que goza viendo como luchan por sobrevivir.

Rob Zombie vuelve a la senda que marcó en sus inicios con un cine más tradicional y menos personal como en su anterior película, The Lords of Salem. Sus recursos no son innovadores pues sigue insistiendo mucho en el slow motion y en los freeze frame, como viene siendo habitual si echamos una mirada atrás en sus anteriores trabajos. Eso sí, en esta ocasión tendremos la oportunidad de ver su trabajo más oscuro y perturbador con diferencia hasta la fecha. En cuanto al guión, obra del propio director, posiblemente estamos ante su punto más débil, pues si algo debemos culpar a 31 es de su poca innovación, desde las claras y obvias reminiscencias a Perseguido de Arnold Schwarzenegger o muchos elementos de la nueva oleada de gore francés están presentes durante todo el metraje.

Algo que siempre ha destacado en la filmografía de este director ha sido que sus producciones siempre son muy estéticas, con una fotografía muy cuidada y junto a sus composiciones musicales sus películas tenían más de videoclips que de películas tradicionales. Con su nuevo film es la primera vez que tengo la sensación de estar viendo algo más cercano al cine francés frío y oscuro que a sus otros trabajos típicos. Esto es una clara evolución en la carrera cinematográfica del director y para bien o para mal, me alegra que esto signifique que su cine aún es capaz de evolucionar.
Otras cosas en cambio siguen igual, como su gusto por repetir repartos, y aunque es verdad que con 31 es la producción que menos de sus habituales repiten, sí que veremos algunas caras conocidas vistas en sus anteriores trabajos como Malcom McDowell, Meg Foster o su mujer y musa a lo largo de su carrera Sheri Moon Zombie, son algunos de los nombres que vuelven a confiar en este particular director. En cuanto a las actuaciones de estos, diré que en este apartado destaco más el departamento de maquillaje y caracterización que los mismos actores, que pese a estar correctos tampoco nos brindan grandes actuaciones.

Con 31 no vale esperar giros argumentales imposibles o actuaciones para el recuerdo, el bueno de Rob tampoco lo pretende y lo deja muy claro desde el inicio del metraje. Estamos ante un divertimento total, una adrenalínica cinta de terror que hará las delicias a los amantes del gore, y sobre todo para los seguidores del director que gozaban con sus primeras cintas más macabras como La casa de los mil cadáveres o Los renegados del diablo.

Firma: Omar Parra
@Omar_FTW