Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 16 de noviembre de 2015

Bunny the Killer Thing review


Título original: Bunny the Killer Thing

Año: 2015

Duración: 90 min.

País: Finlandia

Director: Joonas Makkonen

Guión: Joonas Makkonen, Miika J. Norvanto

Música: Jussi Huhtala

Fotografía: Tero Saikkonen

Reparto: Hiski Hämäläinen, Enni Ojutkangas, Veera W. Vilo, Jari Manninen, Katja Jaskari, Roope Olenius, Olli Saarenpää, Vincent Tsang, Henry Saari


El gore más bizarro. Una locura total.

Una de esas locuras de principio a fin que hay momentos en los que uno agradece desconectar del cine más denso, pesado o cargado de esos mensajes éticos y poéticos que tanto les gusta enviar a los directores. Bunny the Killer Thing no engaña a nadie, desde el primer minuto deja clara sus intenciones, bueno creo que el mismo título deja claro que esto no hay que tomarlo en serio, esto hay que disfrutarlo al máximo.

Un grupo de amigos deciden subir hasta una remota cabaña en el bosque que les cede el tío de uno de ellos. Cerveza y juerga así es como se las promete el fin de semana, pero pronto se verá truncado por una especie de humano/conejo de dos metros sediento de sexo y sangre. Preparaos para una locura de sexo, sangre y momentos de lo más bizarro.

Después de más de una veintena de cortometrajes de todos los tipos habidos y por haber, el finés Joonas Makkonen realiza su primer largometraje, esta gamberrada llamada Bunny the Killer Thing. El guión escrito a medias por el mismo director junto a Miika J. Norvanto está basado en un cortometraje de Makkonen que tuvo muy buena acogida por festivales de todo el mundo. Profundizando un poco en la historia, es tan absurda que resulta tan entretenida como bizarra, cosa que funciona a las mil maravillas. A los más nostálgicos de videoclub, la película tiene un argumento parecido a cualquiera de esas monster movies de serie B que podíamos encontrar en nuestro videoclub de barrio. Como curiosidad ambos guionistas tienen un pequeño cameo en el film.

En cuanto a los efectos, en su mayoría se opta por los efectos artesanales de toda la vida, pero hay algún momento de CGI introducido a la perfección, para una producción tan pequeña es maravillosamente raro lo bien realizados que están los efectos digitales. Tal vez en este apartado se eche algo de menos que se muestre alguna muerte más del monstruito por pantalla, ya que muchas de sus hazañas de casquería son off-screen. ¿Tal vez lo veamos en una posible segunda parte?

Antes de cerrar quiero comentar las actuaciones, bueno más bien una pareja que tiene una química especial cuando están juntos, hablo de Mr Black (Orwi Imanuel Ameh) y Mr White (Jari Manninen), quienes se llevan los momentos más hilarantes de la cinta. En cuanto al resto del reparto, se puede resumir como carnaza para que el conejito mutante haga de las suyas.

Una película para disfrutar de ella viéndola sin ninguna pretensión. Muertes tan originales como divertidas, humor al más puro estilo Scary Movie y un monstruo con un carisma a la par de su gran miembro viril. UNA AUTÉNTICA LOCURA.

Firma: Omar Parra.