Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 25 de marzo de 2015

The Jogger review


Título original: The Jogger

Año: 2013

Duración: 72 min.

País: Estados Unidos

Director: Jeff Robison, Casey Twenter

Guión: Jeff Robison, Casey Twenter

Música: Brad Heinrichs

Fotografía: Michael Stine

Reparto: Derek Phillips, Jason Wiles, Cameron Richardson, Ana Anderson, Jeff Burleson, Darryl Cox, J. Alan Davidson


Terror a ritmo frenético.

Tan solo una hora y diez de película, lo cual le otorga a la cinta un ritmo endiablado, aunque la pareja de directores tienen tiempo a volvernos locos, pues todo el metraje esta divido en dos. Por una banda tenemos al protagonista en lo que será su noche más larga y terrorífica, en el otro lado de la balanza tenemos trozos de la vida de nuestro mismo protagonista, a priori simplemente nos acerca un poco más a él y conoceremos más de su vida cotidiana y aquellos que lo rodean. Nada más lejos de la realidad, lo que nos está preparando el film es un final tan inesperado como bien hilado que hace crecer en cantidades industriales el valor de The Jogger en todos los aspectos.

Paul sale a correr en mitad de la noche, es su momento para aislarse de todos sus problemas de la vida cotidiana y disfrutar de la soledad y la oscuridad. Todo se ve truncado cuando un misterioso asaltante aparece en su vida y ese paseo nocturno se convierta en una carrera por su vida.

Los amantes del terror más explicito tal vez echen de menos más situaciones sangrientas, pero lo que buscan la pareja de directores es sin duda alguna ese golpe de efecto en su recta final de metraje, no la casquería gratuita. 50% thriller, 50% terror, así podemos definir este film.
Casey Twenter y Jeff Robison, quedaros con estos dos nombres. Porque si de todo esto me quedo con algo de The Jogger, es que este título significa el debut tanto en dirección como guión para ellos. Cosa muy meritoria si analizamos que el guión aunque sin demasiados alardes, si que está todo muy bien hilado y pese a contarnos una historia un tanto compleja en algo más de una hora, saben cómo encajarnos todo a la perfección, en tan solo esos frenéticos 20 minutos finales.

Aunque el trabajo en su debut de Twenter y Robison es más que destacable creo que lo verdaderamente meritorio de esta cinta es el trabajo de montaje que se ha cargado a sus espaldas Beau Leland. Pues la mayor parte del éxito reside en un montaje bien elaborado y que pueda transmitir al espectador toda la trama en su escaso y vertiginoso tramo final, todo ello sin hacer parecernos tontos dándonos todo masticado. Aparte de esto mención especial a su final, me ha ganado totalmente.

The Jogger es una pequeña producción de esas que pasan desapercibidas para el gran público y que cuando uno la descubre, vuelve a creer que el cine no está muerto y que todavía quedan por mostrarnos buenas ideas. Sin duda vale la pena darle una oportunidad.

Firma: Omar Parra.