Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 16 de octubre de 2014

Tusk review


Título original: Tusk

Año: 2014

Duración: 102 min.

País: Estados Unidos

Director: Kevin Smith

Guión: Kevin Smith

Música: Christopher Drake

Fotografía: James Laxton

Reparto: Justin Long, Haley Joel Osment, Genesis Rodriguez, Michael Parks, Ralph Garman, Harley Morenstein, Bill Bennett, Rob Koebel, Paula Jilling, Jennifer Schwalbach Smith, Harley Quinn Smith, Lily-Rose Melody Depp, Ashley Greene, Doug Banks, Matthew Shively


¡Loca e inverosímil! la comedia bizarra que no te puedes perder.

Kevin Smith conocido por las exitosas Clerks y Persiguiendo a Amy entre otras, por ser además el creador de la chiflada pareja Jay y Bob el silencioso y tras ganar con Red State como mejor película en el Festival de Sitges de 2011, presenta ahora una comedia de terror que no dejará indiferente a nadie.

Podrás amarla u odiarla, porque en esta ocasión no solo juega con su particular sentido del humor, sino que introduce además un aspecto bizarro e irónico, que hace las delicias de los seguidores más acérrimos del director, pero que para un publico más extenso y no tan familiarizado con sus obras y teniendo en cuenta la locura contextual que propone, podría disgustar a más de un espectador de la sala.

Tusk es la historia de un podcaster que decide viajar hasta Canadá, para entrevistar a un niño que tiene un video viral en internet, de una manera u otra terminará topando con Howard Howe, un misántropo de la tercera edad con infinidad de batallas que contar y algunos traumas en su interior.

Todo empieza en un estudio donde se graba el programa que conducen dos de los protagonistas, con ello inician con la tónica de la primera parte del film, que es de bromas tontas a un ritmo alto que no deja casi ni respirar y que tienen su gracia, dando lugar a situaciones como la que se sucede en la frontera para entrar a Canadá, donde se cruzan entre el protagonista y el policía de aduanas una cantidad de pullitas y tópicos USA-Canadá que resultan casi en un divertido monologo.
En la segunda parte del metraje el humor se torna más bizarro dando además, paso al texto de un elaborado guión escrito por el mismo director cargado de contenido lírico y dotando a la historia de trasfondo.

En cuanto a personajes, en el inicio del film nos sorprenden con una agradable sorpresa con la aparición de Haley Joel Osment, aquel niño que veía muertos en El sexto sentido, pero con algunos años y kilos demás. Un personaje que proporciona mucho juego a la película y contribuye con el despiporre general de toda la cinta. Este, y la actriz Genesis Rodriguez, sobria sin un papel demasiado extenso, acompañan a los verdaderos protagonistas del film, Justin Long con un patético bigote que borda su interpretación de inicio a fin como el podcaster Wallace Bryton, evolucionando junto a la cinta, pasando del humor al terror.
Como no podía ser de otra manera tras la fenomenal interpretación de Michael Parks en Red State como el predicador loco, Kevin Smith vuelve a confiar en el para los grandes sermones del chiflado del film Howard Howe, una vez más brillante, resultando de lo mejor de la película. Como dato curioso, el personaje de Guy Lapointe y que en los créditos aparece interpretado por Guy Lapointe, lo cual es totalmente falso, esta caracterizado por uno de los mejores actores de la última década y que esconde su físico tras un bigote y una boina, os invito a que adivinéis quien es mientras veis la película.

La historia en su segunda parte del metraje recurre a escenas en blanco y negro para proyectar sueños, James Laxton, director de fotografía, cumple con creces con su función especialmente en estas escenas.

Como conclusión final, invitar al cine a todos aquellos que sin prejuicios quieran echar unas carcajadas con una locura argumental y un final animal. A los escépticos invitaros a ver cualquier otra cosa.

Firma: Gerard FM.