Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 23 de septiembre de 2014

Moebius review


Título original: Moebius

Año: 2013

Duración: 90 min.

País: Corea del Sur

Director: Kim Ki-duk

Guión: Kim Ki-duk

Música: Park In-young

Fotografía: Kim Ki-duk

Reparto: Cho Jae-hyun, Seo Young-ju, Lee Eun-woo


Fría, visceral, oscura... El lado más perturbador de Kim Ki-duk.

Moebius no necesita palabras, al menos así cree su director, Kim Ki-duk. Cierto es que sabe como transmitirnos cada uno de los pensamientos de sus protagonistas, aunque en alguna situación si que se echa de menos aunque sea un mínimo dialogo. Tal vez, esta sea la película más oscura y perturbadora de su extensa filmografía, aunque en su último título, Pietà, ya encarrilo su lado más perverso.

Un director que siempre ha estado marcado por un estilo muy personal. Pero que ha pasado de realizar films cargados de lírica y sutil drama, hasta sus actuales obras, mucho más perversas y frías. El punto de inflexión tal vez se encuentre en su film/documental Arirang.

Todo empieza con una fatídica discusión en casa, debido a la inferida del padre. En un momento de despecho y desesperación, la madre amputa el pene a su hijo y se marcha de casa, dejando a su marido y a su malherido hijo solos y en estado de shock. A partir de este momento la vida de los tres personajes girara en torno a una espiral de sexo y locura.

Cuando veo avanzar la trama de Moebius es inevitable que a mi cabeza le venga la misma pregunta una y otra vez, ¿que se le debió pasar por la cabeza al director a la hora de escribir semejante guión? ¿Qué le ha pasado a este hombre en su vida...? Es bien sabido que entro en depresión, después de que su actriz casi muriera en el rodaje de una de sus anteriores películas, pero... su nivel de perturbación empieza a alcanzar cuotas que me recuerdan a Sion Sono desatado. También es preocupante el gusto que está cogiendo por la violencia, y sobre todo la violencia proyectada hacia las mujeres, en sus últimos dos largometrajes.

En cuanto a las actuaciones, soberbios están los tres protagonistas, y sobretodo destacar las caras que pone frente a la cámara la actriz, Eun-woo Lee, da miedo. Comentar que hacia el final del metraje los personajes llegan a unas cuotas de inverosimilitud tan altas que pueden parecer hasta caricaturescos, creo que llega un momento que deberían contener un poco sus emociones, ya entendemos sus sentimientos, total, nos repite lo mismo durante toda la cinta.

Me ha llamado soberanamente la atención, lo que para mí es un guiño a una de sus anteriores películas, Hierro 3, no comentaré la escena en cuestión ya que es un spoiler bastante grande, pero para los seguidores de Kim Ki-duk, sin duda alguna será una escena que no pasará desapercibida.

Visualmente impactante y con algunos momentos bastante destacables, aunque en conjunto bastante vacía, debido principalmente a la apuesta del director por contarnos toda la película sin que sus actores medien palabra alguna, esto no es nuevo, pero el cine que el director sur-coreano intenta mostrar resulta por momentos algo inverosímil sin que nadie pronuncie palabra alguna. ¿Moebius vale la pena? Sin duda alguna, pues estamos ante algo bastante diferente y además Kim Ki-duk demuestra que aun no está falto de ideas y siempre nos puede aportar algo nuevo, por pequeño que sea. Preparados para disfrutar del film más oscuro de su filmografía.

Firma: Omar Parra.