Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 30 de julio de 2014

Cold Comes the Night review


Título original: Cold Comes the Night

Año: 2014

Duración: 90 min.

País: Estados Unidos

Director: Tze Chun

Guión: Tze Chun, Oz Perkins, Nick Simon

Música: Jeff Grace

Fotografía: Noah Rosenthal

Reparto: Alice Eve, Bryan Cranston, Logan Marshall-Green, Ursula Parker, Leo Fitzpatrick, Erin Cummings, Robin Taylor, Sarah Sokolovic, Marceline Hugot


Frío el que te queda cuando acaba.

Si la película es una joya o basura puede dictaminar sentencia rápidamente. Pero la mayoría, justo cuando acabas de verla tienes que dejar un par de días o un segundo visionado para ir cociéndola a fuego lento y poder medir los pros y los contras de esta, para tener una opinión al respecto y aconsejarla o no a quién sea. Pero a veces, la película es tan “meeh” que no está en ni en el bando de las buenas, ni en el de las malas, está en el bando de las películas “meeh”. Cold Comes the Night es una “meeh” como una casa.

Chloe (Alice Eve) vive en un motel de carretera que también regenta. Está amenazada por las deudas y es posible que Servicios Sociales le arrebate a su hija. Una noche un enviado de la mafia (Bryan Cranston) obliga a Chloe a ayudarle a recuperar un paquete que perdió o amenaza con matarla a ella y a su hija.

La película rezuma telefilm por los cuatro costados, intenta ser una especie de thriller de mafiosos, policías corruptos y muchas balas, pero nunca acaba de meterse en la trama por sobre-explicar las motivaciones de los diferentes personajes. A veces casi es una road-movie rural, siguiendo la pista del paquete, de hecho parece ser la trama principal, pero se termina a los 20 minutos para afianzar una alianza entre los personajes que no se cree nadie.

Alice Eve (Star Trek: En la oscuridad, Men in Black 3) empieza bien como la super-madre que todo lo puede, hace muy bien de asustada, pero cuando empieza a pillar el truco al mundillo en el que se adentra y se siente más segura de sí misma... no me lo creí. Hacía el final de la película, en una escena bastante dramática se pasa de rosca y parece que se esté riendo. Bryan Cranston (Malcolm y ejem, ejem ¡¡Breaking Bad!!) trabaja a un 20% de su capacidad, poniendo el piloto automático y aun así pasando la mano por la cara al resto del reparto. Interpreta a un sicario ruso en sus últimos coletazos dentro del submundo. Frío como un témpano, tiene que seguir demostrando que aún vale para el negocio y no teme mancharse las manos. Poco más que decir de él, el personaje más interesante y el mejor interpretado, si lo hubiera hecho algún otro actor de menor calibre esta película no aguanta ni medio asalto. Logan Marshall-Green (Prometheus, La trampa del mal) interpreta a Billy, el policía del pueblo, ex-amante de Chloe y sin hacerle ascos a los “sobresueldos”. Le pasa al contrario que a Alice Eve, va de menos a más, al principio parece un pagafantas, pero el personaje se va desquiciando y acaba rozando la locura, y cuando llega a este punto quizás tenga una interpretación un poco exagerada pero a mí me valió.

Tze Chun dirige su segundo largometraje, el primero en occidente, uso tonos fríos y algo sucios para reflejar la soledad de Chloe, hay una escena de tiroteo muy cruda y bien rodada y luego otra que tiene éxito por su sencillez... y después nada. Tiene algún momento de inspiración usando algún ángulo de cámara curioso pero nada nuevo bajo el sol. Veremos que preparará después de esto. ¿Te gustaba la música de fondo de las películas de los ochenta?¿Esos samplers atronadores repitiendo las mismas cinco notas? Pues en esta película te vas a hartar. Sin duda lo peor parado de todo.

Cold Comes the Night es una película “meeh” en mayúsculas, no se puede recomendar si no es por el actorazo que la interpreta, pero tampoco se puede repudiar porque para lo poco que dura al menos es algo entretenida.

Firma: Oriol Hernández.