Buscador

Translate

Medio Oficial

domingo, 1 de junio de 2014

Panzer Chocolate review


Título original: Panzer Chocolate

Año: 2013

Duración: 90 min.

País: España

Director: Robert Figueras

Guión: Gemma Dunjo, Robert Figueras, Pep Garrido

Música: Pep Sala

Fotografía: Iñigo Zubicaray

Reparto: Melina Matthews, Geraldine Chaplin, Tony Corvillo, Mark Schardan, Ariadna Cabrol, Josep Seguí, Richard Felix, Luka Peros, Asha Mendel, Iria Esteller


Mezclando ideas. Terror, slasher, nazis, tenemos de todo.

Es la primera película transmedia e interactiva que se rueda en España, ¿y qué significa esto? Nada. Es otro de esos tantos intentos de llevar el cine un paso más allá. 3D, 4D, odoramas. Panzer Chocolate es un compendio de aplicaciones creadas alrededor de la historia que nos quiere contar su director. Una forma de intentar alargar la vida y hacer más interesante algo que no lo es. Cuando voy a una sala de cine no quiero tener que estar pendiente de que me suene el móvil con una pista de la película. ¿No tienen los suficientes recursos para contármelo por pantalla?

Centrándonos en lo que verdaderamente nos importa. La cinta empieza como una especie de Indiana Jones y la última cruzada, made in Barcelona, con bastante menos gusto y carisma, dicho sea de paso. Un grupo de estudiantes buscan el secreto más oculto por los nazis, un lugar en los pirineos donde se guarda el tesoro definitivo. Vale, nos tragamos toda la milonga y seguimos adelante. Después, una vez avanzamos en el metraje, se torna en un slasher juvenil, eso sí con monstruo-nazi incluido, que aquí es donde entra la parte más interesante, ¿quién no se lo pasa bien viendo como un "Frankenstein nazi" despedaza al grupo de jovenzuelos protagonistas? Pero esta locura aun se reserva otro giro final, el cual no voy a destripar, vale la pena verlo.

Primer largometraje de Robert Figueras, que pese a tener entre manos un guión bastante denso, debido a que han querido añadirle un pequeño popurrí de situaciones bastante inverosímiles, sale bastante airoso del proceso. Puede que esta mezcla bastante rara en ocasiones de ideas sea debido a que estamos ante un guión escrito a tres bandas, por Gemma Dunjo, Pep Garrido y el propio Figueras.

El elenco de actores, bastante visto por tierras españolas, o más concretamente catalanas, sobre todo por series de televisión, no es que hagan grandes actuaciones, pero ya sabemos que en las películas de terror, siendo sinceros tampoco vamos buscando el Oscar a la mejor interpretación. Lo que sí me ha llamado la atención es que la película está rodada en inglés, y se me hace bastante raro ver caras conocidas, que normalmente ves hablar en tu idioma, en otro al que no les estas habituado verles hablar, y esto no sería grave, de no ser que en algunos actores se les nota demasiado forzado el acento inglés. Y un pequeño apunte sobre las actuaciones, comentar el cameo de Geraldine Chaplin, que aunque la veáis en portada de algún poster, su actuación se limita a eso, un par de cameos.

En el apartado técnico destacar sobretodo los FX y el maquillaje, las muertes están bastante logradas y el maquillaje del asesino, mucho mejor que en algunas grandes producciones de Hollywood. Aunque volviendo a un tema recurrente, la dichosa sangre digital vuelve a aparecer en este film, aunque eso ya va a gustos personales, creo que es un cante bastante gordo.

No es el mejor slasher, ni tiene las mejores interpretaciones, a decir verdad, su guión es un cumulo de situaciones bastante grotescas. PERO es entretenida, y como slasher funciona muy bien, el "killer" está perfecto y las muertes son variadas y alguna de ellas bastante vistosa. Si te gustan los slashers no dudes en darle una oportunidad, para las pocas veces que realizan cine de género en nuestro país tampoco podemos ir dándoles la espalda.

Firma: Omar Parra.