Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 16 de mayo de 2014

Cruel Story of Youth review


Título original: Seishun zankoku monogatari

Año: 1960

Duración: 96 min.

País: Japón

Director: Nagisa Ôshima

Guión: Nagisa Ôshima

Música: Riichiro Manabe

Fotografía: Takashi Kawamata

Reparto: Yusuke Kawazu, Miyuki Kuwano, Yoshiko Kuga, Fumio Watanabe, Shinji Tanaka, Yosuke Hayashi, Shinjiro Matsuzaki, Toshiko Kobayashi, Jun Hamamura

Violenta pasión juvenil.


Esta película de Nagisa Ôshima se ha estrenado por primera vez remasterizada, además de en 4K, dentro del Festival de Cannes 2014 y es una de las precursoras de la Nouvelle Vague japonesa, “Nūberu bāgu”. Ôshima es muy conocido por su largometraje erótico El imperio de los sentidos y el drama homosexual de samuráis Gohatto, estrenado en Cannes 1999.

La historia relata cómo una estudiante es asaltada por un hombre que la confunde con una prostituta y es salvada en el último momento por un joven, empezando desde este momento una relación sentimental que los va destruyendo poco a poco hasta un impactante y llamativo final.

De ritmo pausado, el largometraje nos introduce en un mundo donde todos están deprimidos y, aunque la pareja intenta luchar para salir de él, acaba siendo imposible. Una visión bastante pesimista de la vida pero que Ôshima aborda desde una estética elegante, con una cámara que, aunque de forma pausada en casi todos los tramos del film, no para de moverse.

La fotografía es de corte realista, con unas sombras muy marcadas en los rostros de los personajes pero que sorprende cuando en algunas ocasiones, dentro de esa cotidianeidad, la cámara muestra un destello de belleza poética como por ejemplo en la secuencia de la llamada telefónica de la protagonista.

Las interpretaciones son decentes pero destaca la de la joven protagonista, que muestra una evolución muy clara y hace que el espectador empatice con ella desde el primer momento, endureciendo así las secuencias más dramáticas. Por el contrario, el personaje masculino es mucho más plano, de forma que el contraste queda muy evidente.

En mi opinión, hay demasiado diálogo explicativo sobre el trasfondo de la película, cosa que hace que la historia languidezca, aunque cuando hay acción sube bastantes enteros y mantiene el interés.

Cabe destacar el grado de violencia contra la mujer que se ve durante toda la película, exagerado. Comprendo que era otra época y la realidad era distinta pero desde luego hacía mucho tiempo que no veía algo tan extremo.

Este largo es una rareza pero como cinéfilo la recomendaría a todo aquel que guste de ver buen cine, aunque este sea violento, oscuro y deprimente, con sus pequeños destellos de belleza y alegría juvenil.

Firma: Pedro P.