Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 7 de octubre de 2014

Cold in July review


Título original: Cold in July

Año: 2014

Duración: 109 min.

País: Estados Unidos

Director: Jim Mickle

Guión: Jim Mickle, Nick Damici

Música: Jeff Grace

Fotografía: Ryan Samul

Reparto: Michael C. Hall, Don Johnson, Sam Shepard, Vinessa Shaw, Nick Damici, Wyatt Russell


Violencia sin límites.

Lo que sorprende de esta película, es que cuando estas disfrutando con una historia de venganza bien elaborada y que sabe cómo mantener al espectador atado a la pantalla, te regala un giro total y empiezas a ver otra película totalmente distinta, manteniendo toda su calidad. Tal vez esta sea un arma de doble filo, ya que si estas disfrutando de su primera hora que te hagan un giro tan bestia puede no sentar bien a todo el mundo.

El gran paso en falso de este film es sin duda el personaje que se introduce para la segunda parte de la historia, aunque interpretado con maestría brutal por parte del maestro Don Johnson, rompe bastante los esquemas, ya que estamos ante una propuesta muy oscura y violenta pero este personaje, es un sureño cargado de chascarrillos ingeniosos para cada una de sus apariciones y le quita bastante peso a algunas de las escenas duras. Es una lástima ya que como he dicho el personaje no es que sea malo, la verdad es que está muy conseguido, pero no encaja para nada con Cold in July.

Un estruendo en el comedor despierta a una pareja que dormía plácidamente, el marido sorprende al ladrón y en un momento de incertidumbre acaba con su vida. La noticia corre como la pólvora por todo el pueblo, y pronto llegará a sus oídos que el padre del asaltante acaba de salir de la cárcel y clama venganza por la muerte de su hijo.

La atmósfera que nos ofrece el director Jim Mickle, recuerda mucho a su anterior trabajo We Are What We Are, oscura y pesimista. El guión es un trabajo compartido entre el propio director, junto a Nick Damici basándose en la novela de Joe R. Lansdale y realmente he quedado encantado con esa forma de partir la cinta en dos partes tan diferenciadas.

Gran parte del triunfo de Cold in July se puede atribuir al papelón que se marca el señor Michael C. Hall, y destacar su estilo armado con bigote y ese corte de pelo tan retro deja al personal bastante en shock.

A medio camino entre el Cabo del Miedo y Mátalos Suavemente, obviamente queda recomendada a todo aquel que les haya gustado estas películas. Y como decía antes si te gustan los anteriores trabajos del director disfrutarás con esta, ya que sabe mantener ese aspecto sombrío que siempre da a sus trabajos.

Firma: Omar Parra.