Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 1 de abril de 2014

Only Lovers Left Alive review


Título original: Only Lovers Left Alive

Año: 2013

Duración: 123 min.

País: Reino Unido

Director: Jim Jarmusch

Guión: Jim Jarmusch

Música: Jozef van Wissem

Fotografía: Yorick Le Saux

Reparto: Tilda Swinton, Tom Hiddleston, Mia Wasikowska, John Hurt, Anton Yelchin, Slimane Dazi, Jeffrey Wright


La visión de los vampiros más realista.

En la historia del cine (por no hablar del literario) se han hecho cientos de versiones sobre los vampiros, originalmente eran malignos, románticos, engominados y ricos. Luego fueron apareciendo versiones más anarquistas, mafiosas, locas, salvajes e incluso habían que brillaban en pleno sol... En esta versión son lo más realistas posible, unos sujetos antisociales y muy aburridos.

Adam y Eve son un matrimonio de vampiros, él vive en Detroit, es un apasionado de la música. Ella en Tánger, y estudia la vida. Cada uno hace su vida y mantienen contacto por teléfono. Un día, Eve nota que su marido está pasando una profunda depresión, decide hacer las maletas y volar hacia Detroit.

El planteamiento de la película sobre la cultura vampírica es muy acertada. Si existieran hoy, serían de una manera muy parecida en la que aparecen en esta película. Casi no se relacionan con los humanos, los ven tan diferentes y simples que no tienen interés, siquiera se alimentan de ellos, prefieren conseguirla robando sangre donada que atacando presas. Saben que en esta sociedad ya no pueden ir cazando como hace siglos, un cadáver desangrado con agujeros de colmillos en su cuello es demasiado evidente. Tienen gran interés en el arte en todas sus vertientes e incluso grandes obras de la historia han sido cosa suya, cediéndolas a otros para pasar desapercibidos. Shakespeare es un ejemplo.

Tom Hiddleston (Thor, Midnight in Paris) interpreta a Adam y es una de las futuras estrellas de Hollywood, su personaje es el de un depresivo músico de más de 500 años que odia a la raza humana. Parecido a un emo. Adora a su mujer y a su colección de guitarras eléctricas. El actor desborda carisma y eso le sienta genial al personaje, es callado, resolutivo y uno de los mejores músicos de la historia. Tilda Swinton (Quemar después de leer, Moonrise Kingdom) me parece una actriz “extraña”, no dudo de sus dotes de interpretación, es una de las buenas pero es que esa cara... me descoloca. Me da miedo, esas facciones, esos ojos, ese pelo... Christopher Walken en mujer. Interpreta a Eve, una dulce vampiresa, casada con Adam desde hace siglos y que se siguen amando como el primer día. Una mujer inteligente que lo sabe todo, con especialidad en ciencias de la naturaleza. Muy sociable con otros de su especie e incluso dispuesta a hablar con humanos, alegre y feliz.

Jim Jarmush (Dead Man, Coffee and Cigarettes), tiene algunos problemas con el argumento, el matrimonio Adam-Eve está bien explicado, pero se come muchos minutos de película (más de la mitad), no hay un hilo conductor claro con el que ver la relación que tienen el uno con el otro, que es lo suficientemente interesante pero cuando se desarrolla la trama no queda más de media hora de película. Hay una historia con Adam que parece que será el tema central de la película que se resuelve de un plumazo a mitad de metraje de mala manera y que no se vuelve a exponer más. Siempre utiliza planos del extrarradio, zonas industriales y suburbios, siempre alejados de grandes núcleos urbanos. En Tánger se recrea mucho más, construyendo un laberinto de calles y callejones y planos nocturnos de gran belleza. La B.S.O lo forman canciones que Adam ha ido componiendo, desconozco quien las ha compuesto pero son muy buenas, una especie de blues, con guitarras distorsionadas y sobre todo mucha tristeza.

En conclusión, la película es muy interesante, no por la trama, que empieza tarde y dura poco, sino más bien por un planteamiento de la existencia de los vampiros, que creo yo, es muy acertada. De tonos muy tristes y solitarios. Muy bella. No me importaría en absoluto si hicieran una continuación, aunque dudo mucho que vaya a pasar.

Firma: Oriol Hernández.