Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 23 de abril de 2014

A ritmo de Jess review


Título original: A ritmo de Jess

Año: 2013

País: España

Director: Naxo Fiol

Guión: Naxo Fiol

Reparto: Fernando Barranquero, Paula Davis, Jesús Franco, Antonio Mayans, Carmen Montes, Luisje Moyano, Nestora Robles, Irene Verdú


El terror según el Tío Jess.

Por muchos criticado, puesta mil veces en duda la calidad de sus obras, pero si algo hay que reconocer a Jesús Franco, es sin duda que durante más de tres décadas ha sido la punta de la lanza del cine explotation y del terror de serie B español. Todo un abanderado del cine de género, y reconocido por méritos propios a lo largo y ancho del planeta.

El documental centrado en el rodaje de Al Pereira vs. The Alligator Ladies, cuenta las aventuras de un detective (Al Pereira) que debe luchar contra la tentación de caer en el lado de la perversión que las Alligator Ladies le ofrecen. Una película que podríamos definir como el “Torrente” de Jesús Franco. El terror y el erotismo, los dos buques insignia de Jesús están altamente presentes en la que sería su última obra.

A ritmo de Jess nos acerca como nunca lo había hecho antes al maestro malagueño. Su último rodaje, completamente minimalista, con tan solo cuatro actores y tres técnicos. Y pese a su avanzada edad, 82 añazos en el momento del rodaje, podemos comprobar que no pierde ni un ápice de su genio, su humor y su temperamento, puro carisma. Una interesantísima disección del genio malagueño, a lo largo de 10 episodios, mostrando al desnudo todo el rodaje con todos sus altibajos, es una oportunidad única sin duda.

Naxo Fiol, es el responsable de conseguir de manera única acercar al espectador al Tío Jess. Con pulso firme (aunque no siempre) no desvía su mirada atenta, todos y cada uno de los movimientos de uno de los directores más prolíferos en cuanto a cine de género ha dado nuestro país, quedan reflejados durante los 90 minutos de este magnífico documental.

Una masterclass de cine, que pasará a la historia o que debería pasar. Como única nota negativa decir que el montaje de este documental es tan austero y chabacano que en algunos momentos puede llegar a cansar o incluso marear.

“Moriré con la cámara al hombro.” Una frase que define a este genio a la perfección.

Hasta siempre maestro.

Firma: Omar Parra.