Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 23 de octubre de 2013

Sonno Profondo review


Título original: Sonno Profondo

Año: 2013

Duración: 67 min.

País: Argentina

Director: Luciano Onetti

Guión: Luciano Onetti

Música: Luciano Onetti

Fotografía: Luciano Onetti


Hipnótica, perturbadora, inquietante.

El giallo es un subgénero dentro del terror del cual ya se ha dicho todo, por tanto es inútil que hablemos excesivamente de sus características, no obstante a lo largo de esta crítica no podré dejar de nombrar alguno de los elementos que le dan vida.

Los temas van y vienen, al giallo le pasa lo mismo. De moda en los años 70 y 80 ha vuelto últimamente a asomar la cabeza, y no precisamente desde el país de su nacimiento, Italia, sino de otros tan alejados a ese tipo de cine como Alemania, como pudimos ver en la película de ese país, Mask, dentro del Festival TerrorMolins en su edición del 2012. Sonno Profondo también se adentra en ese mundo, esta vez desde Argentina. Aquí puede que las diferencias no sean tan abismales como en el primer caso, pero llegar al grado de similitud que logra es algo sumamente meritorio. No obstante, y en mi opinión, esto es una cosa positiva y negativa al mismo tiempo, ya que da la impresión que se ha buscado ante todo que el espectador dude desde el primer minuto de si está viendo una película de 2013 o de 1975.

¿Qué podemos destacar de este film? De entrada que está rodado casi íntegramente con cámara subjetiva. Por otro lado la extraña sensación de soledad que destila en toda su duración, y el ritmo hipnótico que nos lleva de la mano por el tortuoso camino de la historia, que dicho sea de paso es muy difícil de seguir, como toda buena película de estas premisas. Me vienen a la memoria en este momento las geniales Profondo Rosso y Suspiria del gran Dario Argento, majestuosas, grandilocuentes y excesivas. Como tiene que ser.

Un personaje difícil de catalogar, vive obsesionado por los traumas de su infancia. Tras cometer el asesinato de una mujer, recibe en su casa un sobre con pruebas que lo inculpan. Los flashback nos explican una historia espeluznante...

Luciano Onetti, con la ayuda de su hermano Nicolás, nos ofrece su particular visión de este género cinematográfico en la cual se hace cargo de todo, dirección, guión, música, alguna pequeña actuación, producción y montaje. Salvo algún pequeño detalle de tipo hospitalario, la recreación de los años 70 es totalmente fidedigna y exacta. Esa puesta en escena tan detallista nos hace dudar de la conveniencia de su realización, es decir, lo novedoso hubiera sido acometer un proyecto de un giallo totalmente actualizado, no creo que por estar hecho en la época actual tendría que perder ese nombre. Esta pequeña reseña negativa queda compensada no obstante con un film de alto voltaje, con un ritmo trepidante y sesgado marcado profundamente por la banda sonora, realmente magnífica, y una fotografía que asombra al conocer los medios con los que trabajaron estos cineastas argentinos.

No me extenderé más. Nos encontramos ante una obra que aunque parezca un déjà vú, dejará sorprendido a la mayoría, por su calidad y truculencia. Realmente inquietante. Yo la recomendaría a todo el mundo, pero sin duda es para los fanáticos, lo habéis adivinado, del giallo.

Firma: Josep M. Luzán.