Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 29 de mayo de 2014

Savaged review


Título original: Savaged

Año: 2013

Duración: 95 min.

País: Estados Unidos

Director: Michael S. Ojeda

Guión: Michael S. Ojeda

Música: César Benito

Fotografía: Michael S. Ojeda

Reparto: Amanda Adrienne, Bobby Field, Brionne Davis, Dan Kiefer, Daniel Knight, Donnelle Russell, Ed Fletcher, Jason Gurvitz, John Charles Meyer


Un nuevo nivel de venganza.

Hay películas que pasan a la historia por una escena que hace saltar las lágrimas, otras por su nivel de brutalidad, o simplemente porque nos hacen reír a carcajadas. Con la cinta de Michael S. Ojeda no podemos quedarnos con una sola escena, o momento. Es una de esas que es difícil definir, en un solo género. Tiene su pequeña pero entrañable historia de amor, tiene sus toques de ciencia ficción y tiene lo que a nosotros, los seguidores del terror y el gore nos encanta. Venganza, y además de la buena.

Un nivel de brutalidad muy elevado hacen de Savaged una película muy entretenida para todos los amantes del género. Es que sin duda estamos ante una de las sorpresas del año, a pesar de contar con un presupuesto modesto, sus ideas frescas y esa mezcla de géneros sientan al conjunto de manera formidable. Además, aderezado en su parte más cañera con unas muertes que son, sencillamente salvajes, sádicas y rematadas con un maquillaje de primer nivel.

Zoe, una chica sordomuda se dirige en coche a ver a su prometido. A mitad del camino, presenciará el asesinato de un indio a manos de un grupo de salvajes y despiadados racistas. Ahora han fijado su objetivo en la joven chica. Tras violarla, la asesinan y dejan tirado su cuerpo en mitad del desierto. Un nativo de la zona la encuentra en su lecho de muerte y tras intentar salvarle la vida logrará invocar a un antiguo espíritu de un jefe Apache asesinado en el cuerpo de Zoe. La venganza de este será traída del mismo infierno, será brutal y sin ninguna concesión.

Sin duda todo un ejercicio de buen hacer por parte de Michael S. Ojeda encargado de dirigir Savaged. Aunque su guión puede dejar a más de uno frío con alguna incongruencia y esa constante sensación de déjà vu que viviremos durante todo el film, no mancha el producto final, aquí hemos venido a disfrutar ¿no? pues sin duda no saldréis defraudados. Pues su guión sencillo y simple, solo es un medio para llegar a su apoteósico desenlace.
Por otra banda podemos hablar de la fotografía, también es responsabilidad de Ojeda, personalmente me ha encantado. La primera parte del film bien iluminada, mostrando los vastos paisajes desérticos, dan paso a la infinita oscuridad de la noche cuando la protagonista empieza su cacería.

Si hablamos de las actuaciones no puedo destacar a nadie ya que ni la protagonista Amanda Adrienne ni sus verdugos firman grandes actuaciones, ellos caen en el típico tópico de rednecks de la America más profunda y ella simplemente tampoco es que su papel exija una gran habilidad interpretativa.

Pero vamos a la parte más interesante de esta cinta, su maquillaje, el trabajo de Hugo Villasenor y Teresa D. Aguilar es de admirar, veremos tripas por doquier, cabezas fuera de lugar, flechas dejando a personas como un colador, vamos todo un repertorio de efectos especiales fantásticamente realizados. Por otra parte y como punto negativa están algunas escenas realizadas por ordenador que chirrían bastante, aquí los chicos de FX no han estado tan brillantes.

Para tener un éxito asegurado coge un poquito de I Spit on Your Grave, añádele a una familia de perturbados al estilo Los Renegados del Diablo y para aderezar el conjunto dale un toque fantástico y gore al más puro estilo Hatchet. Ahí tienes Savaged, aunque tal vez no llega al nivel de las mencionadas, el director ha sabido reciclar estas grandes películas de terror para traernos una formula sencilla y muy efectiva.

En definitiva creo que no defraudará a nadie, su título indica bien claro lo que nos espera.
No creo que nadie busque grandes giros de guión, ni interpretaciones de Oscar en una película con una temática rape & revange, si es así, creo que este no es vuestro género de cine y muy posiblemente acabaréis enfadados y culpando indebidamente al director. En cambio coged un buen cuenco de palomitas y dejad la mente en blanco durante su hora y media de duración. Así es como podréis disfrutar de las decapitaciones, amputaciones y demás brutalidades que el bueno de Michael S. Ojeda nos ofrece con Savaged.

Firma: Omar Parra.