Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 16 de octubre de 2013

Proxy review


Título original: Proxy

Año: 2013

Duración: 120 min.

País: Estados Unidos

Director: Zack Parker

Guión: Kevin Donner, Zack Parker

Música: The Newton Brothers

Fotografía: Jim Timperman

Reparto: Alexia Rasmussen, Alexa Havins, Kristina Klebe, Joe Swanberg


Sorprendente y transgresora.

Esther, una embarazada en su último mes de gestación, sufre el ataque de un asaltante que le provoca el aborto forzado. Afectada a raíz de este percance acudirá a reuniones de apoyo para superar el trauma, donde conocerá a Melanie, una amistad turbia que lo complicará todo.

Es inevitable que nuestra cabeza se dispare en un millón de posibilidades para escribir la película en nuestra imaginación cada vez que leemos una sinopsis, especialmente si es como la de las líneas superiores, donde uno puede creer que tiene la trama inscrita en su mente, cuando lo que en realidad no sabe es que está a punto de ser sorprendido por una historia que no está entre las posibles.

Inicio impactante y sorprendente, que desvela la crudeza del thriller en código de drama y terror en unos primeros minutos en que el espectador prácticamente no tendrá tiempo para acomodarse en la butaca. De esta manera el director Zack Parker, impone un ritmo a la historia que solo se verá igualada al final del metraje, creando una montaña rusa entre las dos claras historias que componen Proxy.

Todo ello acompañado por una banda sonora prácticamente inexistente, donde el silencio se hace fuerte en este apartado y que junto a secuencias a cámara lenta disparan el suspense en las situaciones más violentas y trascendentales de la personalizada obra que firma con Kevin Donner.

Historias conducidas por unos sorprendentes personajes, que deslumbran en una evolución individual fruto de un guión brillante y una definición por parte de los intérpretes que tiene como fruto la total credibilidad y sorpresa por parte del inverosímil público, que verá como con un guión original y bien detallado hace que la historia pueda cambiar de ritmo y tomar rumbos opuestos sin rozar la incredibilidad, tan presente en los thrillers actuales.

Los aludidos actores y actrices son Alexia Rasmussen como Esther, la embarazada protagonista y conductora de la primera parte del film, Alexa Havins como Melanie, estrella de la segunda parte de esta entrelazada historia que como nexo de unión se sirve de, Kristina Klebe y Joe Swanberg.

Obra totalmente recomendada a todos aquellos que disfruten con los thrillers, el drama y el terror de historias inusuales y personajes con mucha identidad. No obstante, esto es cine. Las divisiones de opiniones son una de los puntos que hace más grande esto que algunos llaman puro entretenimiento. Quiero decir con esto que la interpretación es libre.

Una historia esquizofrénicamente recíproca.

Firma: Gerard FM.